EMSA aplicará en cuotas el aumento de la tarifa de energía

El Gobierno provincia dispuso la amortización de los aumentos en el precio de energía mayorista. Por ende, el próximo aumento se aplicará en tres partes para consumo residencial y en seis meses para grandes consumidores.

12/02/2019 09:48

Ante la presión social y el reclamo de usuarios de la provincia por los altos costos en la tarifas de energía, el gobernador Hugo Passalacqua manifestó la necesidad de “amortiguar” el aumento dispuesto por el Gobierno nacional.

Por ende, el mandatario anunció que “sin tener la obligación de hacerlo” el Gobierno de la provincia decidió que “el dinero público sea dirigido a amortiguar lo más que se pueda, el duro impacto que provocará esta suba sobre la economía diaria de la gente”.

En consecuencia, desde Energía de Misiones Sociedad Anónima (EMSA) confirmaron este martes que aplicarán en cuotas el próximo aumento para los usuarios residenciales y grandes consumidores.

“La Nación propuso un incremento nacional en las tarifas de energía del 55% en tres etapas, uno en febrero, otro en mayo y otro en agosto. Este mes deberíamos estar aplicando el primer aumento, pero por una dificultad de los usuarios para pagar las facturas, el Gobernador nos planteó esa posibilidad de aplicar la suba del 25% en etapas, y que la diferencia sea cubierta con un aporte que hará la Provincia”, explicó a PRIMERA EDICIÓN el presidente de EMSA, Guillermo Aicheler.

De esta manera, el incremento del 25% para residenciales, que vendrá en las facturaciones de febrero, se aplicará en tres partes iguales y consecutivas de un 8,33%, mientras que para los usuarios no residenciales la suba será en seis partes de 4,16%.

Se aclaró, además, que en la próxima facturación “el usuario verá en su boleta la aplicación de la tarifa plena con el incremento, más un renglón que expresará el aporte del Gobierno provincial como descuento”.

Minimizar los daños

Con respecto a la cooperativas eléctricas, Aicheler indicó que también se verán beneficiadas por esta “amortiguación”.

Esto se hará efectivo para febrero en todas las entidades eléctricas de la provincia. Las cooperativas aplicarán el mismo sistema, como el Gobierno de la provincia va a aportar la diferencia de fondos que necesitamos, se les acreditará a la entidades en el mismo porcentaje estipulado para los usuarios”, afirmó el titular de EMSA.

Consultado sobre las protestas que llevan adelante distintos sectores por los tarifazos, Aicheler sostuvo que “la medida anunciada es una respuesta directa a lo que están reclamando. Todos los incrementos nacionales a futuro vamos a trabajarlos de la misma manera para que el impacto no sea directo. La Nación decide medidas y nosotros a la larga las tendremos que pagar, pero el Gobierno provincial ha salido con todo tipo de medidas para minimizar los daños”.

Sobre este tema, también se expresó el presidente de la Cooperativa Alto Uruguay Limitada (CAUL), Federico Frank, quien comentó a este Diario que le parece “muy bien la medida porque la gente no puede más con todos los aumentos”. Sin embargo, advirtió que con el paso del tiempo “la situación se está volviendo insostenible para las cooperativas eléctricas”.

“Firmamos un convenio de pago y estamos al día, pero con problemas porque tenemos un rojo importante. La factura de EMSA sin el aumento es de $8.600.000 y nosotros facturamos $9 millones, lo cual es poco porque no cubre los sueldos, aportes y gastos de mantenimiento. No nos alcanza, perdemos mucho por mes. En el 2015 la boleta de EMSA era de $365.000 y ahora tenemos $8.600.000, más el 25 % que vendrá”, detalló Frank.

A todo esto, precisó que la entidad cubre 300.000 hectáreas de distribución de energía con un total de 8.600 conexiones, 5.600 de ellas en la colonia y el 50% corresponde a la tarifa social. “En muchos casos se hacen 20 kilómetros para llevar la luz a un usuario. Necesitamos una tarifa diferencial para las zonas rurales. Es imposible una tarifa plana para todas las cooperativas porque no es lo mismo operar en la colonia que en ciudades como Puerto Rico, Oberá y Eldorado donde además cuentan con muchas industrias”, apreció.

Preocupación

Por otra parte, el asesor de la Federación de Cooperativas Eléctricas de Misiones (FECEM), Daniel Marcón, reconoció que “las cooperativas no poseen el margen que tenían en otras épocas”, de hecho -indicó- “este año están mucho peor”.

“Las ayudas que puedan darse a las cooperativas son paliativos, ciertamente, pero no sabemos si eso repercutirá de manera directa en la economía. El Gobierno de la provincia está dilatando los impactos, y en este intento también se espera la reactivación de algo”, sentenció.

En tanto, el tesorero de la Cooperativa Eléctrica de Eldorado Limitada (CEEL), Fernando Acosta, señaló que “probablemente la situación empeorará”.

“Esperamos una reactivación porque de lo contrario la crisis se irá agravando. Estamos en diálogo con industriales y comerciantes, y tenemos que ser responsables. Hay un mercado mayorista que tenemos que afrontar. Comenzamos el 2017 con una factura de EMSA de $12 millones, al mes y medio tuvimos otra de $21 millones y actualmente estamos al borde los $40 millones, y eso no significa que tengamos ingresos en esa cantidad, esto es un relación socios, EMSA y CAMMESA”, describió.

Y sostuvo que la CEEL “presta el servicio de manera normal, aunque no de forma óptima”.

“Los costos están en dólares, el kilovatio está en dólar, pero los sueldos vienen en pesos. En el 2015 el dólar estaba $8,50 y el kilovatio rondaba los $10, y con subsidio. Hoy la Provincia está sacando de sus rentas generales para aminorar esos impactos”, enfatizó.

Asimismo, el presidente la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (AMAYADAP), Román Queiroz, aseveró que “esto es un alivio, aunque en algún momento el golpe vendrá para los usuarios”.

“Necesitamos medidas de fondo para el sector maderero y la industria, pero igualmente es una buena noticia. Nos imaginábamos un aumento más fuerte para este mes”, concluyó.

Siguen las protestas

A pesar del anuncio oficial, en la jornada de ayer continuaron las protestas contra los tarifazos de la energía eléctrica en la provincia.

De esta manera, en Colonia Delicia los vecinos volvieron a cortar el tránsito en la ruta 12 a la altura del acceso a la localidad. Los manifestantes exigen que se retrotraigan los aumentos en las boletas de luz que en la localidad fueron del orden del 300%, según advirtieron los usuarios.

El tránsito estuvo interrumpido durante la jornada con liberación del paso cada 20 minutos. Allí, los vecinos mostraron que las facturas pasaron de $400 a $1.200 en un mes con el mismo consumo.

En tanto que en la plaza San Martín de Posadas (frente a EMSA) se realizó una asamblea para determinar los pasos a seguir contra el tarifazo de energía.