“Pique” de lujo: dieron con un manguruyú de más de 60 kilos

Este gigante del Paraná fue liberado nuevamente, como lo establece la reglamentación vigente. El grupo Pesca sin Fronteras fue el que dio con este ejemplar único.

11/02/2019 18:02

El sueño de todo pescador debe ser dar con una pieza de este tipo, incluso si debe devolverla a su hábitat natural, porque la pesca es mucho más que sólo sacar peces del agua.

En un ambiente de camaradería, el grupo Pesca sin Fronteras está integrado por fanáticos de la pesca oriundos de Buenos Aires, Posadas y Encarnación, quienes habitualmente se juntan para disfrutar de buenos momentos en el río.

Justamente, este domingo se toparon con un “pique” que revolucionó una jornada que terminó sorprendiendo a propios y extraños. En la zona cercana a Punta Gallino, lugar reconocido por los pescadores, luego de dos pacientes horas, de las aguas del Paraná emergió nada más y nada menos que un manguruyú de más de 60 kilogramos, un ejemplar pocas veces visto y que se encuentra en peligro de extinción.

Nestor Melgarejo, Ricardo Sarjanovich, Federico Aquino, César Condes, Roberto Sainz, Héctor Aquino, Gonzalo Zapana y Carlos Florentín.

Como la reglamentación vigente establece que debe ser devuelto a su hábitat, los pescadores así lo hicieron, no sin antes acercarse a la playa de Itá Ibaté, para que quienes allí estaban pudieran apreciar a uno de los “monstruos” del Paraná. Literalmente, algo que no se ve todos los días.

Grande fue la emoción de los presentes al ver que de la embarcación descendían cuatro pescadores con el imponente ejemplar.

Acerca de la especie

El manguruyú alcanza el 1.30 metros de largo, aunque el macho puede llegar alcanzar 1,70 de longitud total y pesar 150 kilogramos. Es un animal piscívoro, que habitualmente caza durante la noche.

Como la mayoría de los peces carnívoros, devora presas menores que el, también peces de agua dulce. En ocasiones se lo puede encontrar en áreas de inundación.

Es un pez de agua dulce y de clima tropical y subtropical (20°C-24°C). Se encuentran en Sudamérica, sobre todo en las cuencas de los ríos Amazonas, Orinoco y Paraná, así como en sus afluentes y en lagos.

Tiene una cabeza muy ancha y baja, las barbillas maxilares son cilíndricas y son más cortas o iguales a la cabeza. En los jóvenes llegan al fin de la dorsal. Las mentonianas, hasta el ojo y las postmentonianas hasta el origen de las pectorales.

Los adultos son de color café oscuro, en tanto que los jóvenes son de un gris amarillento, con manchas oscuras en forma de U o C en el dorso y la aleta adiposa. Presentan algunas diferencias en su propia especie por ejemplo entre machos y hembras (el color) y entre ejemplares de diferentes edades (el color también), siendo los más adultos más oscuros y los más jóvenes más amarillos.