Después del sol

Vayamos a los tips para prolongar el bronceado, el efecto de los post solares y cómo reestructurar la barrera cutánea.

10/02/2019 07:48

Luego de disfrutar el sol debemos mejorar nuestra piel, reestructurar la barrera cutánea, porque la exposición solar incrementa la producción de radicales libres que dañan la piel.

Entonces amiga todo lo que te coloques después deben tener activos que neutralicen esa acción. Debemos brindarle a la piel los cuidados: antes, durante y después de la exposición solar. Una piel hidratada es la garantía para poder conservar el color del verano además de mejorar la elasticidad.

Vayamos a los tips para prolongar el bronceado, el efecto de los post solares y cómo reestructurar la barrera cutánea.

Ducháte con agua tibia y utilizá jabón suave, sin olvidarte del exfoliante con gránulos medianos pues la finalidad es solamente barrer células muertas, restos de bronceador y salitre, esto permite que los principios activos penetren mejor.

Luego aplicáte una emulsión post solar porque los poros se encuentran dilatados y predispuestos a la absorción de los productos y resulta muy agradable al colocarte en la piel.

Lo que debés comprar tiene la consistencia de gel, emulsión o serum y guardalos en la parte baja de la heladera porque al aplicarte fresca, la sensación es muy agradable.

Cada parte de nuestro cuerpo tiene necesidades diferentes, por eso la cosmetóloga que te atiende deberá indicarte cuáles son las más recomendadas. Jamás aplicar una crema corporal en párpados y rostro.

Si tenés cutis graso debés optar con una crema hidratante a base de agua con la consistencia de serum o emulsiones, si por el contrario tenés piel seca, el sol tiene tendencia a resecar aún más, entonces te indicarán una crema para el día porque es más suave y otra para la noche porque contienen otro tipo de nutrientes.

No te olvides que la pantalla solar en los labios protege y humecta. Si tenés piel sensible, la hidratante debe contener urea.

Entre los principios activos de las cremas para el verano figuran la caléndula porque promueve la renovación celular, aloe vera por ser refrescante y cicatrizante, menta por sus propiedades antisépticas, agua termal por sus propiedades refrescantes y cicatrizantes, vitamina E por ser antioxidante.

Todo debe estar acompañado de una alimentación rica en betacaroteno como zanahoria, melón, sandía, tomates, moras, durazno y mango.

Mientras que las verduras tienen que ser verde oscuro como las espinacas, que alimenta la producción de melatonina y hará que tu bronceado se mantenga de manera natural.

Colabora
Elena Cacerez Echevarria
Esteticista.
En Facebook
3764362902