Becas Progresar: pese a la inflación tendrán montos similares a los de 2018

Las inscripciones se abrirán el próximo 1 de marzo con valores sin actualización. Historias de estudiantes misioneros que cobran el beneficio. "La fotocopia nos subió en un 50% y la beca no se actualizó ni un 5%”.

10/02/2019 10:00

Las inscripciones estarán abiertas del 1 al 31 de marzo próximo.

Desde el próximo 1 de marzo se habilitará la inscripción para los estudiantes que quieran y necesiten ser beneficiarios de las becas Progresar para comenzar o terminar sus estudios. Así lo reglamentó el Gobierno nacional a través de la Resolución 7/2019 publicada en el Boletín Oficial el pasado 1 de febrero. Sin embargo, lo llamativo fue que los montos se mantienen en los mismos valores que 2018 pese a que la inflación del año pasado llegó al 47,6%.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, estudiantes universitarios misioneros contaron cómo hacen para estudiar con los aumentos cotidianos mientras que el valor de la beca se mantiene en el mismo importe que 2018. “Las fotocopias nos han subido prácticamente un 50% desde marzo de 2018 a este año y ni siquiera nos actualizaron el 5, 10 o 15%”, reclamaron.

Particularidades de la nueva convocatoria
La Resolución 7/2019 establece que se abre la convocatoria a las becas Progresar para las líneas “Fomento de la educación superior”, “Finalización de la educación obligatoria” y “Fomento de cursos de formación profesional” del año 2019. Para las dos primeras, limita el período de inscripción del 1 al 31 de marzo mientras que para la tercera línea será todo el año “en virtud a la apertura y cierre de los cursos ofrecidos”.

Establece que “en caso de que la cantidad de becas adjudicadas no supere el presupuesto asignado” se “podrá abrir un nuevo período de inscripción para el ciclo lectivo 2019”; y que el 20% del cupo total del becas será para “alumnos ingresantes a carreras de nivel superior”.

En cuanto a los montos, son los mismos que se otorgaron en las becas 2018 cuando sí habían tenido un aumento con respecto a las de 2017.

En el caso de las becas para educación superior los montos van de 1.600 pesos a 4.900, para estudiantes de carreras universitarias o terciarias. Los valores dependen del año de cursada (el monto va ascendiendo), y si se cursa una carrera considerada estratégica, dentro de las áreas de las Ciencias Básicas, Ciencias Aplicadas y Enfermería.

Para las becas para educación obligatoria el monto es de 1.250 pesos para jóvenes que quieran terminar sus estudios primarios o secundarios. El 20% se cobra al culminar el ciclo lectivo, si se acredita el pase de año.

En el caso de las estipuladas para la formación profesional se trata de una ayuda económica también de 1.250 pesos para jóvenes que realicen cursos de formación profesional. Se retiene el 20%, a pagar una vez que se presente el certificado de finalización del curso. Los mismos montos que en 2018 pese a que la inflación, según el INDEC, llegó al 47,6% el año pasado.

 

Historias de estudiantes misioneros

Maximiliano es estudiante de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM). Llegó a estudiar a Posadas desde Santiago de Liniers, a más de 200 kilómetros de esta ciudad. Es beneficiario de la beca desde enero de 2015.

“En los dos últimos años se interrumpió durante los meses de febrero, marzo y a veces abril. Ahora, por lo que miré en los registros, este mes ya no vamos a cobrar”, contó a PRIMERA EDICIÓN.

“Las clases empiezan en marzo y si es que seguís cobrando empezas a hacerlo a mediados de abril. No sé qué tipo de incentivo es si no tenés para comprar útiles e insumos para comenzar el año”, agregó.

“Me parece una falta de respeto porque si acudimos a una institución pública es porque no tenemos los medios para pagarnos los estudios”, agregó el joven quien aseguró que no recibe ninguna ayuda de sus padres “porque no tienen la capacidad económica”.

Para poder solventar sus estudios, Maximiliano tiene un trabajo en el que no está registrado. Uno de los objetivos que tenía el Progresar cuando se lanzó en 2014 era evitar que los jóvenes que estudiaban tengo que dedicar tiempo a trabajar. “Yo estudio gracias a lo que trabajo y también de la ayuda del gobierno, inclusive vivo en los albergues universitarios”, afirmó el joven.

Sobre el congelamiento de los montos para 2019, Maximiliano indicó que “es de público conocimiento porque el INDEC lo ha difundido. La inflación de 2018 fue del 47,6% y ni siquiera nos actualizaron el 5, 10, 15%. Nada”. Sin embargo, el aumento de precios se sintió fuerte en los elementos que utilizan para estudiar. “La fotocopia nos ha subido prácticamente un 50% desde marzo del año pasado a ahora. Un apunte fotocopiado para una materia sale alrededor de 500 pesos”.

“Pensé que iba a haber algún tipo de aumento porque la inflación fue brutal. Sería mucho más útil si se pudiera actualizar al menos la mitad”, manifestó una estudiante de la licenciatura en administración de empresas que prefirió mantener su identidad en reserva. Oriunda de Posadas, contó que cuando comenzó a estudiar la ayudaban sus padres pero luego no pudieron hacerlo más por lo que debió buscar un trabajo. “Trabajo por la mañana y el resto cobro el Progresar y con eso me solvento”, afirmó.

Porque “de todas maneras con 2.000 pesos no vas a poder vivir. Es prácticamente lo que se gasta sólo en pasajes de colectivo”, afirmó a la vez que recordó que recién el próximo 11 de marzo vuelve el boleto estudiantil gratuito por lo que, mientras tanto, deben pagar boleto único.