“Hay que construir el futuro de Colombia con Ospina, Falcao y James”

Así lo afirmó el portugués Carlos Queiroz, quien fue oficializado hoy como nuevo entrenador de la selección colombiana, formada por una generación dorada hambrienta de títulos.

07/02/2019 17:45


“El profesor Queiroz a partir de hoy es el nuevo técnico de la selección Colombia de mayores”, dijo el presidente de la FCF, Ramón Jesurun, en rueda de prensa en Bogotá. El contrato de Queiroz será por cuatro años.

El técnico luso (Nampula, Mozambique, 1953) reemplazará a Pekerman, uno de los hombres más queridos de Colombia tras clasificar a los cafeteros a Brasil-2014 y Rusia-2018 luego de 16 años de ausencias en mundiales.

El fichaje del exadiestrador de Irán cierra con la novela del puesto vacío en Colombia, único elenco sudamericano que no contaba con entrenador a seis meses de la Copa América de Brasil-2019.

El principal objetivo de Queiroz, de 65 años, será guiar a la tricolor a Qatar-2022, lo que de paso lo convertiría en el DT que más veces ha clasificado a una Copa del Mundo con un combinado distinto.

El nacido en Mozambique, cuando la república africana era colonia portuguesa, ganó el cupo a cuatro citas orbitales con tres escuadras: Irán (Brasil y Rusia), Portugal (Sudáfrica- 2010) y Sudáfrica (Corea y Japón-2002).

Su mejor desempeño fue en Sudáfrica, donde cayó ante la eventual campeona España en octavos de final. Pese a su éxito como seleccionador, su nombramiento causa cierto escepticismo en Colombia, que mayoritariamente idolatra a Pekerman.

Nuestro objetivo es “cuidar bien del patrimonio prestigioso, de la reputación que Colombia tiene hoy en todo el mundo”, dijo Queiroz en un español precario durante su presentación. “No puedo garantizar que vamos a ganar, pero te puedo prometer que todos los partidos vamos a (…) intentar ganar”.

 

Alma de seleccionador

A Irán, donde es admirado tras casi ocho años de dirección, Queiroz la halló en la casilla 45 del ranking FIFA y la dejó en el 22, sin contar con grandes figuras. La abandonó el 28 de enero, tras caer en semifinales de Copa Asiática 3-0 con Japón.

Pero en Colombia, que con Pekerman tuvo su mejor posicionamiento internacional -actualmente en el puesto 12-, encontrará la despensa llena.

A las estrellas Radamel Falcao García y James Rodríguez se suman Juan Guillermo Cuadrado, Juan Fernando Quintero, Davinson Sánchez, Yerry Mina, Wilmar Barrios, Luis Muriel, Santiago Arias, Carlos Bacca o David Ospina.

De la mano de Pekerman, la generación dorada alcanzó su mejor participación en un mundial (cuartos de final en Brasil) y el histórico tercer lugar en el escalafón FIFA. Pero muchos le reclaman al argentino la falta de un título.

“Es un técnico europeo (…) y hoy la mayoría de jugadores de la selección juega en Europa, los métodos pueden ser muy parecidos a los que ya tienen los jugadores en sus clubes, eso es algo importante”, opina el analista Pablo Ríos, de Blu Radio.

Queiroz es hombre de selección, pese a fracasos en Portugal (1991-93) y Emiratos Árabes (1998-99). En su lánguido palmarés como entrenador de clubes destaca una Supercopa de España durante su tormentoso paso por el Real Madrid (2003-04).

Fue el encargado de estructurar las divisiones menores de los lusos en los ochenta. En 1989 y 1991 recogió como DT la cosecha de aquella siembra: se alzó con los mundiales Sub-20 de esos años guiado por perlas como Luis Figo, Rui Costa y Joao Pinto.

Desde entonces carga con la fama de ser un propulsor de talentos y por trabajar sin tregua.

“Es un obsesionado de la táctica (…) Tiene una figura paternal, como Pekerman, pero con más mano dura”, explica Carlos Salas, director del diario Marca en Colombia.

 

Cambio generacional 

Apodado el Profesor, Queiroz no se casa con un módulo táctico, sino que se adapta a la materia prima a su disposición. En Colombia, un país amante del buen trato al balón, tendrá hombres para hacer un fútbol de ataque, como el que muchos exigían a Pekerman.

Y deberá lograr que los nuevos prospectos, como Juan Camilo “Cucho” Hernández, Rafael Santos Borré o Iván Arboleda, se alimenten de la experiencia de los más formados para consolidar el recambio generacional.

“En Colombia no sólo están buscando un técnico, sino alguien que sepa liderar todo lo que es el fútbol, desarrollar nuevas técnicas y nuevas ideas para hacer crecer al fútbol colombiano, por eso escogieron a Queiroz”, agrega Salas.

Con experiencia como timonel de clubes como Sporting de Lisboa, NY Metrostars y Nagoya Grampus (Japón), y asistente de Alex Ferguson en el Manchester United, Queiroz llega sin el apoyo generalizado que recibió a Pekerman en 2012.

Los colombianos, incluidos directivos de la federación, debaten sobre la idoneidad de un extranjero al mando de la tricolor frente a locales de renombre como Reinaldo Rueda (DT de Chile) y Juan Carlos Osorio (Paraguay).

El tiempo hablará, y la primera prueba del novato Queiroz en Sudamérica será la Copa América, donde los cafeteros sueñan con alzar por segunda vez el trofeo más importante del continente. En marzo disputará un amistoso con Japón y otro por definir.

 

Máximo rendimiento

El portugués dejó puntadas de lo que será la selección colombiana bajo su mando, donde intentará sacar el máximo rendimiento de referentes como David Ospina, Radamel Falcao y James Rodríguez.

A continuación, las frases más destacadas del técnico luso de 65 años, que se estrena en Sudamérica, durante su presentación en Bogotá.

 

Construir sobre lo construido 

“Voy a intentar hacer lo mejor para cuidar bien del patrimonio que ha desarrollado en los últimos años la selección de Colombia con el señor Pekerman. Cuidar el prestigio y la reputación que Colombia tiene hoy en todo el mundo. Partimos del presupuesto de que estamos haciéndolo bien, hay que intentar hacerlo mejor todos los días”.

 

Intentar ganar 

No puedo garantizar que vamos a ganar, pero puedo prometer que todos los partidos vamos a salir con una cosa en la mente: intentar ganar. Trabajé muchos años con el equipo nacional y la idea siempre fue dejar la camiseta más alta y en una mejor posición”.

 

Los referentes

“Tengo que hablar con James, seguro que para un jugador con el calibre o la dimensión de él jugar siempre es lo más importante, pero hay que saber también que (…) algunos jugadores se tienen que sacrificar, no pueden jugar siempre”.

“Hay que construir el futuro con (el arquero David) Ospina, con Falcao, con James, porque son el alma y el corazón del equipo, además son los capitanes”.

 

Estilo de juego

“El estilo que me gusta jugar es respetar el arte de ganar un partido. Si es estilo rock and roll, lo hacemos; si es de samba, lo hacemos. Lo que sea necesario para jugar un partido de fútbol“.

 

Dificultad en Sudamérica

Los clasificatorios más duros de todo el mundo son los sudamericanos. Disputé la eliminatoria de Europa, Asia y África, pero la clasificación en Sudamérica es como ganar medio campeonato del mundo“.

 

El objetivo

“La ambición de todos nosotros tiene que ser siempre hacer lo mejor, esa tiene que ser la cultura. Hace algunos años les decía a (los jugadores de Portugal) João Pinto y Rui Costa: mira, estamos aquí para ser campeones del mundo y ellos pensaban que yo estaba loco. Mi visión de entonces es la misma de hoy: si quieres mejorar y ser campeón, que todos lo quieren, hay que ser campeón todos los días, hay que tener una preparación de campeones (…). Los campeones no empiezan al final, comienzan al principio“.

Fuente: Agencia de Noticias AFP/NA

Relacionadas