Alemania prohíbe a Facebook recopilar datos de usuarios desde otras fuentes

La red social fue acusada de abuso de posición dominante y fue obligada a suspender o restringir algunas actividades por la autoridad alemana de regulación de la competencia.

07/02/2019 16:26


En 2018, Facebook estuvo inmersa en varias polémicas y fue acusada de haber servido de plataforma para la manipulación política.

El regulador alemán de la competencia y los derechos de los consumidores, Bundeskartellamt, prohibió a la empresa estadounidense Facebook recopilar datos fuera de esta red social.

Los servicios propiedad de Facebook como WhatsApp e Instagram pueden continuar recolectando datos. Sin embargo, la asignación de datos a las cuentas de usuario de Facebook solo será posible con el consentimiento voluntario de los usuarios. Cuando no lo consientan, los datos deben permanecer en el servicio correspondiente y no podrán procesarse en combinación con los datos de Facebook”, consta en la resolución publicada este 7 de febrero.

Según Bundeskartellamt, que comenzó la investigación a mediados de 2016, Facebook recabó información de los usuarios, sin su conocimiento, de otras redes sociales, como Instagram, Whatsapp, Twitter, para obtener más ingresos publicitarios.

Otro punto del documento obliga a pedir el consentimiento explícito de los usuarios para recopilar datos en sitios web de terceras partes y asignarlos a una cuenta de Facebook.

“Si no se otorga el consentimiento para los datos de los servicios que son propiedad de Facebook y los sitios web de terceros, Facebook deberá restringir sustancialmente la recopilación y combinación de datos. Facebook deberá desarrollar propuestas de soluciones a tales efectos”, dice la resolución.

Entre las condiciones previas para el uso de Facebook, la empresa estadounidense se reserva ahora el derecho de recopilar datos del usuario también fuera del sitio web de esta red social en Internet o en aplicaciones de teléfonos inteligentes y asignar estos datos a la cuenta del usuario en Facebook.

El presidente de Bundeskartellamt, Andreas Mundt, comentó que “como una empresa dominante, Facebook está sujeta a obligaciones especiales en virtud de la ley de competencia” y debe tener en cuenta que sus usuarios tienen muy pocas posibilidades de pasar a otras redes sociales.

“En vista de la posición dominante de Facebook en el mercado, una marca obligatoria en la casilla para aceptar los términos de uso de la compañía no es una base adecuada para tal procesamiento intensivo de datos. La única opción que tiene el usuario es aceptar la combinación completa de datos o abstenerse de usar la red social. En una situación tan difícil, la elección del usuario no puede considerarse un consentimiento voluntario“, destacó Mundt.

Combinando los datos de su propio sitio web con los de otros servicios pertenecientes a la empresa y el análisis de los sitios web de terceros, Facebook obtiene perfiles muy detallados de sus usuarios y sabe lo que están haciendo en línea, según el presidente del organismo regulador.

En el caso de Facebook, a juicio de Mundt, los datos “son el factor esencial para establecer la posición dominante de la empresa. Según Le Bundeskartellamt, que comenzó la investigación a mediados de 2016, Facebook recaba información de los usuarios, sin su conocimiento, de otras redes sociales, como Instagram, Whatsapp, Twitter, para obtener más ingresos publicitarios.

Facebook cuenta con unos 30 millones de usuarios en Alemania. Según las conclusiones preliminares publicadas en 2017, la Bundeskartellamt considera que la red social abusa de su posición al “supeditar la utilización de la red social al derecho (…) de recoger datos de todo tipo provenientes de fuentes externas y explotarlos con la cuenta Facebook”.

Fuente: Agencia de Noticias AFP-NA