Volverán a revisar pensiones por discapacidad vigentes

Luego de las bajas desde 2016 a la fecha, se informará a aquellos beneficiarios cuyos papeles presenten “dudas”. En Misiones hay 71.555 pensionados.

07/02/2019 10:54


Luego de las bajas que se realizaron, el gobierno nacional revisará las pensiones vigentes.

Con menor revuelo que en 2017 y, definitivamente, sin tanto conflicto social. De esta manera el Gobierno nacional intenta avanzar en la revisión de pensiones por discapacidad que se encuentran vigentes por lo que estima se analizarán más de 100 mil casos. La intención es que, esta vez, no se corte el cobro sin previo aviso como ocurrió hace dos años, sino que se suspenda preventivamente hasta tanto el beneficiario presente toda la documentación correspondiente.

En Misiones, actualmente, hay más de 70 mil beneficiarios activos según datos de la jurisdicción local de la Agencia Nacional de Discapacidad. La delegada local, Natalia Ruez, indicó a PRIMERA EDICIÓN que “la revisión se viene haciendo. Se van a volver a ver las pensiones que están hoy en curso. En Misiones tenemos 71.555 beneficiarios. Eso no significa que vamos a llamar a todos a revisión sino que únicamente los casos que a nosotros nos plantea alguna duda. Lo importante es que ellos se presenten, saquen turno al 130 en el ANSeS y que no dejen pasar el tiempo”.

Sucede que cuando se detecta algún tipo de irregularidad se cita al beneficiario a través de una carta o un mensaje en su recibo de sueldo y, desde ese momento, tienen diez días para sacar turno en ANSeS a través del 130 y 30 días para presentarse.

“De todas formas se suspende el beneficio, no se corta. El beneficio se corta recién a los 12 meses, al año que ellos no se presentaron o no presentaron ninguna documentación, ahí recién se corta el beneficio, mientras tanto se suspende preventivamente”.

Para mantener el beneficio, la persona no debe percibir ni ella o su cónyuge una pensión, retiro o prestación no contributiva; debe acreditar una disminución del 76% o más de capacidad laboral; no estar empleado bajo relación de dependencia; no tener bienes, ingresos ni recursos que permitan su subsistencia o la de su grupo familiar; no tener parientes obligados legalmente a proporcionarle alimentos o que, teniéndolos, se encuentren impedidos para hacerlo; ser argentino nativo, argentino naturalizado con, por lo menos, 5 años de residencia o extranjero con, por lo menos, 20 años de residencia; y no estar detenido a disposición de la justicia.

“Este cruce de datos se viene haciendo desde hace dos años, todo el tiempo estamos haciendo la revisión entre los cruces de datos de la ANSES y la AFIP”, afirmó Ruez.

 

¿Qué es el Certificado Médico Oficial (CMO)?

Con el objetivo de evitar los certificados en papeles que se desgastan con el tiempo, desde el último viernes, según indicó Ruez, de ahora en adelante se deberá completar un Certificado Médico Oficial (CMO) que “ahora se hacen de forma digital en los hospitales públicos y centros de salud”.

Ruez explicó que los médicos “deberán entrar a una plataforma que llamamos TAD (Trámites a Distancia). Entran con su número de CUIT, clave fiscal y completan ahí el certificado médico del paciente. Lo tienen que poner con una firma digital y número de matrícula nacional. Esto se lo mandan al director del hospital que también lo firma digitalmente y ellos lo envían por mail a sede central, a la Agencia de Discapacidad”.

 

Números de la Agencia

En Misiones, Ruez explicó que en 2016 existían un total de 71.920 pensiones por discapacidad y que a la fecha se dieron de baja 365 por lo que hoy son 71.555.

“La Agencia Nacional de Discapacidad en el periodo 2016-2019 no dio de baja en forma automática ninguna pensión no contributiva por invalidez laboral. Las bajas que se produjeron en Misiones fueron fallecimiento del beneficiario; renuncia voluntaria del titular de la pensión, o beneficiario que se pasó a otro beneficio que otorga el Estado, como por ejemplo el PUAM; o incompatibilidades con el decreto 432/97 que regula el otorgamiento de las pensiones no contributivas”.

Según indicó la delegada provincial, los números que maneja la Agencia son diferentes a los que se cuentan en ANSeS. “Nosotros tenemos tres grupos de pensionados: aquellos con una disminución del 76% de su capacidad laboral, personas inmunocomprometidas como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, los casos oncológicos, con lupus, diabéticos, celíacos; y los casos de las personas que ya nacen con la discapacidad. En el caso de los niños que nacen con discapacidad no va con porcentaje”.

Relacionadas