EMSA admitió que los generadores de 17 millones de pesos “fallaron”

Se compraron en la gestión del clossista Sergio “Pity” Ferreyra hace veinte meses. Sin embargo nunca generaron energía. La empresa sostuvo que ahora hay planes para comprar otro.

03/02/2019 08:48

A casi veinte meses de la adquisición de dos generadores para Bernardo de Irigoyen y San Antonio que supuestamente iban a solucionar los problemas de los sucesivos cortes de energía, desde la estatal EMSA reconocieron que “ninguno está funcionando” porque “tuvieron fallas”.

Bajo un manto de sospechas, la inversión fue realizada por el clossista Sergio “Pity” Ferreyra y totalizó, según dijo, 17 millones de pesos aunque todavía no aportaron ninguna solución.

En declaraciones efectuadas a PRIMERA EDICIÓN, el vicepresidente de Energía de Misiones Sociedad Anónima, Carlos Pretto (otro clossista) admitió que “compramos dos equipos ‘Caterpillar’ con la misma potencia. El primero que era para Irigoyen tuvo una falla. Volvieron a llevarlo y están pidiendo un repuesto de Alemania, está parado”.

“El de San Antonio funcionó una hora y se fundió. Se lo llevaron. Los dos están en Buenos Aires. Le mandamos carta documento a la empresa y el tema está ahora en la parte jurídica”, agregó.

Pretto explicó que “aducen ellos (la empresa proveedora) que el motor de Irigoyen falló por un problema de instalación que tenía EMSA. Lo estamos discutiendo”.

“La verdad es que esos motores nunca funcionaron. Están dando vueltas”, dijo y luego disparó contra la empresa: “No parecen muy serios que digamos. Ahora están por ir dos o tres técnicos de la empresa a verificar qué están haciendo y si vale la pena seguir conversando con ellos o comenzar acciones legales”.

La empresa en cuestión se denomina “Generarg Grupos Electrógenos” y en su página web afirma que es “una empresa líder en la fabricación de Grupos Electrógenos Nacionales” con 30 años de trayectoria “que ha fabricado, instalado y vendido hasta la fecha más de 10.000 unidades generadoras”. Agrega también que “brindamos una asesoría de Ingeniería completa sin cargo alguno, para identificar y medir la verdadera necesidad energética de cada cliente en particular” y garantiza un “completo servicio post-venta”.

Pretto reconoció que a pesar de estos problemas se evalúa comprar un tercer generador que estaría valiendo 30 millones de pesos. “Se averiguó”, dijo, “pero también estamos haciendo trabajo de mantenimiento de líneas que ayuda a mejorar la fluidez de la energía”, añadió.

A la vez, como solución inmediata a los conflictos de San Antonio y Bernardo de Irigoyen anticipó que se pretende instalar una central térmica de 1 mega, similar a las de 15 megas que están funcionando en Aristóbulo del Valle y Alem, aunque admitió que tienen un gasto enorme.

“Consumen 250 litros de gasoil por hora cuando están funcionando”, dijo reconociendo que implica un gasto millonario en gasoil, sin dejar de tener en cuenta que la principal proveedora de combustible del Estado pertenece a un senador misionero, también exgobernador.

Devastada por el clossismo

EMSA fue una de las empresas del Gobierno que más devastada salió de la gestión clossista tras sus ocho años.

Además de la deuda de 2.300 millones de pesos con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), no realizó obras de mantenimiento ni invirtió lo necesario para evitar los prolongados cortes que padecen los diferentes pueblos, con graves consecuencias económicas para todos los habitantes.

Ahora se presenta como solución la compra de grandes generadores que no funcionan o la instalación de energía delivery, que demanda inversiones millonarias.

Las dos usinas generadoras de Misiones, Aristóbulo del Valle y Alem (15 Megavatios de Potencia) consumen 250 litros de gasoil por cada hora de funcionamiento y por cada Megavatio de Potencia; lo que significa que mantener funcionando estos generadores insume 7.500 litros de gasoil por cada hora de operación. Esto, sin tener en cuenta la posible instalación de otro equipo en Oberá. Hasta hoy la Nación se hace cargo del reponer el combustible pero hay versiones de que esto no durará por mucho tiempo y caerá junto con la quita de subsidios a los servicios públicos.

Por otra parte, la deuda de EMSA con CAMMESA impide que Misiones pueda participar en la “Ronda 3 del Programa de Energías Renovables” o Miniren.

Se cierra la posibilidad de reemplazar generación con gasoil por usinas de biomasa. Así las cosas, todo indica que se seguirá recurriendo a la quema de combustibles.