Vandalismo, esoterismo y cambios en La Piedad

A diario la administración de la necrópolis se topa con ofrendas relacionadas con cultos o restos de los rituales realizados. En el robo a las tumbas incluso se llevaron algunos huesos de los difuntos. Personal municipal debió ser desplazado al sospechar que permitían las entradas nocturnas.

01/02/2019 16:50

Recientemente circularon en redes sociales imágenes del cementerio municipal “La Piedad” que daban cuenta de la cantidad de panteones y tumbas rotas. Incluso podían observarse restos de los difuntos. Sin embargo, desde la administración del camposanto aseguran que en realidad lo que captaron esos registros son las consecuencias de los actos vandálicos relacionados con cultos esotéricos cada vez más presentes allí.

“Captamos por día unos dos o tres panteones violentados, donde siempre se encuentran distintos tipos de ofrendas dentro de los féretros más antiguos. Sucede que la gente abandonó mucho a sus difuntos, el cementerio de Posadas es uno de los más dejados de la provincia. Con los panteones, ahora estamos sellando algunos que están abandonados porque no logramos contactar a los familiares. En ellos nos encontramos que a la noche venían personas a hacer trabajos relacionados con la brujería, donde los abren y rompen para sacar restos humanos”, explicó Jonás Rodríguez, directos de Entes Descentralizados de la Municipalidad de Posadas.

Al constatar este tipo de situaciones, señaló que “hemos sacado personal que quizás permitía entrar a personas, por lo cual tuvimos algunos problemas sindicales, porque de los 62 empleados quedaron 33. Con respecto a la seguridad, eso depende de otra secretaría que también se está ocupando del tema. Ahora hemos hablado de este problema con el personal de la Policía y buscamos trabajar además el tema de la iluminación del lugar, porque se está volviendo casi pandémico el encontrar los trabajos de estas religiones”.

Al mismo tiempo, Rodríguez añadió que “ingresaron muchas veces por culpa de los empleados que lo permitieron, pero también saltaron los muros. Hubo algunas situaciones, por ejemplo, en las avenidas Tomás Guido y Martín Fierro por donde siempre entraban. Allí había un árbol desde donde se podía trepar e inclusive había un hueco que debió repararse. Muchas veces en el recorrido, el guardia no logra controlar todas las partes. Tenemos cuatro serenos por turnos, entre mañana tarde y noche, que dependen de la Secretaría de Seguridad de la Municipalidad de Posadas”.

Respecto a los reclamos de algunos vecinos sobre las tumbas rotas, indicó que “hace poco circularon por el Facebook fotos de un panteón que justamente fue uno de los que fue violentado y en los que entraron. Dentro de uno de los huesos se encontraba una vela, porque hay gente que practica cierto tipo de cultos que se hacen por la noche”.

El mantenimiento

Desde la administración del cementerio municipal capitalino remarcaron que “La Piedad es complicada por su historia, la gente está acostumbrada a un cierto ritmo de mantenimiento, sumado a estas personas que ingresan sólo para hacer este tipo de rituales con las tumbas. Más allá de eso, hace un tiempo tomamos algunas medidas con el personal, hemos reestructurado todo. Ahora estamos haciendo una extracción de la maleza como para dejar como un jardín el cementerio. Se está trabajando en algunas partes con el binder, que son unas piedras pequeñas, para todos los pasillos”.

Rodríguez señaló además que “el ciudadano de Posadas tiene que contemplar que cuando arrienda un lugar tiene que mantenerlo, como si fuera el propietario del espacio. Así pasa con las tumbas, cuando está tu difunto ahí, porque a nosotros sólo nos toca la limpieza de todos los pasillos del lugar”.

En este sentido, agregó que “tenemos que cuidar mucho el cementerio La Piedad porque hay muchas cosas que venían pasando desde hace años y que fueron acumulándose. Hoy tenemos un espacio que debemos reestructurar porque la realidad es que está colapsado”.

Las exhumaciones

El director de Entes Descentralizados aclaró que “siempre se hicieron las exhumaciones. En su momento algún espacio político tomó eso como bandera, pero luego se corrigió la ordenanza como pidió la gente. Ahora se está respetando y constantemente estamos en contacto con la Asociación No Al Desentierro, pero siempre surge alguna problemática porque es un trabajo muy delicado al estar relacionado con el sentimiento de la gente. Por el momento, la gente autoriza un promedio de cinco exhumaciones por mes. Además, hay un decreto del año 1996 que autoriza a los constructores privados a entrar al cementerio, eso hoy está todo regulado pero tuvimos que hacer un listado para ver cómo se mantiene esos ingresos”.

La cantidad de tumbas

Unas 30 mil sepulturas, es el número aproximado que consta en los registros de la administración del cementerio La Piedad.

La Red Nacional de Cementerios 

Jonás Rodríguez contó que “este año se espera una gran inversión porque el cementerio de la ciudad de Posadas va a ser capital de los cementerios y patrimonios históricos de todo el país”.

La infraestructura 

“Se construyen algunos nuevos nichos en tanto siguen las gestiones por un cementerio metropolitano”, explicó el director de Entes Descentralizados de Posadas.