El intendente de Campo Ramón cuestionó a Nación por la quita de aportes

Remarcó que por la caída del Fondo de la Soja en el municipio tuvieron que “mermar el trabajo y frenar la ejecución de obras públicas”. Criticó al Presidente porque “nunca inauguró una casa”.

27/01/2019 20:53


El alcalde de Campo Ramón, José Luis Márquez Da Silva, brindó una conferencia, junto a otros funcionarios provinciales, el pasado jueves en el Ministerio de Turismo de Misiones para presentar oficialmente una nueva edición de la Fiesta provincial de la Ecología a desarrollarse el 1 y 2 de febrero.

En la oportunidad Márquez Da Silva se explayó sobre diversos aspectos que hacen al desarrollo político y económico de la comuna. Así, se mostró crítico con el gobierno Nacional por las últimas medidas adoptadas que desembocaron en “graves problemas para las gestiones provinciales y municipales”.

Según remarcó el intendente, la localidad de Campo Ramón sufrió por la quita de aportes nacionales, principalmente por la caída del Fondo de la Soja, y se enfrenta a un panorama complicado para este año.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, el intendente Márquez Da Silva comentó: “Las últimas medidas del gobierno Nacional afectaron mucho a nuestro municipio. Con el Fondo la Soja, por ejemplo, nosotros manejábamos cerca de dos millones de pesos que los destinábamos para combustibles, y ahora no tenemos esos dos millones de pesos. Entonces nos afectó mucho para lo que es inversión en obra pública. Tuvimos que sentarnos para ver cómo hacer para recuperar esos dos millones de pesos y dejamos de concretar obras”.

“Estábamos acostumbrados en mi gestión a trabajar todo el día sobre lo que es obras públicas y ahora volvimos a trabajar solamente mediodía, porque el gasto nuevo de combustible en un mes de trabajo de todos los días es de 500 mil pesos, es imposible seguir trabajando de esa manera”, indicó a lo que agregó: “Nos vimos obligados a tener que mermar el trabajo, buscando dónde poner la plata del pueblo para que realmente llegue a la gente. Las últimas medidas del gobierno Nacional complicaron mucho a los municipios chicos que manejamos una coparticipación de 2.200.000 pesos, es mucha la afectación”, remarcó.

Al mismo tiempo remarcó: “Cuando ingresamos en el 2015 nos encontramos con que teníamos 80 empleados en planta permanente. Así más de la mitad de la coparticipación se va en sueldos. Además hay gastos de repuestos, combustibles, materiales, ayuda destinada a la gente, al llegar a fin de mes la plata no alcanza. Por eso tuvimos que bajar todos los gastos para poder seguir adelante”.

En relación a esto también manifestó: “Estamos en niveles muy bajos con la recaudación. Por eso tenemos que hacer hincapié y cuidar la plata del pueblo para decidir bien hacia dónde llevar las inversiones, siempre buscando que vaya donde más necesita la gente del pueblo”.

Consultado sobre las expectativas que genera el comienzo de un nuevo año para el transitar político y económico dijo que “ojalá reaccionen los integrantes del gobierno Nacional y tomen medidas que realmente le lleguen a la gente. Tenemos un grave problema y es que no hubo políticas de viviendas por parte del Presidente. Nunca lo vi inaugurar una casa. Eso es algo que nos aqueja y nos da bronca a la vez, porque en definitiva si no tenes recursos municipales y de los impuestos es complicado seguir trabajando”.

Quejas por maltratos en el EPI inaugurado por Macri

El Intendente de Campo Ramón también habló sobre la situación del Centro de Primera Infancia de la asociación civil Pamperito que fue inaugurado en 2018 con la visita del presidente Mauricio Macri, luego de un comienzo irregular por falta de habilitación. “La ONG ha presentado todos los papeles luego que fuimos más de 10 veces. Estuvimos por clausurar el lugar pero ahora sí con todos los papeles en regla tienen la habilitación municipal, están en condiciones y trabajando normalmente”.

Sin embargo también comentó que existe un foco de preocupación ante las reiteradas denuncias por “maltratos” dentro del Espacio de Primera Infancia (EPI). “Hay muchas quejas con esta asociación por el trato que existe ahí dentro, hemos llevado esas quejas a Buenos Aires. Hay gente que ha dejado de trabajar en el EPI por los maltratos. Sí estamos contentos porque se le está dando de comer a muchos chicos y se les da la posibilidad también a las madres que puedan salir a trabajar dentro del municipio. Pero vamos a seguir al lugar más de cerca por estas quejas de maltrato a los chicos y a quienes trabajan allí”, dijo.

Cabe recordar que en octubre del año pasado el presidente Macri junto al gobernador Hugo Passalacqua dejaron habilitado el Centro de Primera Infancia, “La Casa de los Gurises”, construida por la ONG macrista “Pamperito”, pero en ese momento el intendente local advirtió que el edificio no contaba con habilitación municipal.

Además, la situación generó malestar en el municipio porque la organización macrista, que había llegado hace dos años a Campo Ramón, recibió una gran asistencia en materiales y dinero por parte del gobierno Nacional en el mismo momento en que comenzó a recortarse y ajustarse la ayuda social del Estado por otras vías.

En el momento en que se conoció la adjudicación de la obra a la ONG macrista, el intendente Márquez Da Silva había asegurado que “nadie de la Nación preguntó cuáles son las necesidades que tiene la región. Hay personas que incluso cobran sueldo trabajando para esta ONG”.

Así, llamó la atención la evidente influencia política de la organización que logró aportes millonarios en poco tiempo mientras diferentes áreas del gobierno provincial luchaban por destrabar fondos retenidos en la Nación.

Condiciones de los servicios en la comuna

Durante la presentación de la Fiesta Provincial de la Ecología, el Alcalde de Campo Ramón también se expresó sobre la actualidad del municipio en relación a los servicios de agua y energía eléctrica.

Venimos con muchos problemas con el servicio de luz, es un problema que también lo tiene la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (CELO). Por eso nos reunimos con el presidente de la CELO para acercarle nuestras inquietudes. Él nos contaba que está esperando una reunión con el Gobernador para ver qué ayuda nos puede dar. Hay que invertir para que mejore todo lo que es la línea general”, destacó Márquez Da Silva.

En tanto que sobre el servicio de agua potable resaltó: “En Campo Ramón y Villa Bonita tenemos dos cooperativas con las que estamos trabajando. Le estamos dando agua a muchos barrios que no tenían. Actualmente son 35 las familias que están necesitando el servicio, ya nos pusimos a disposición. Dentro de una semana llegará el agua a estas familias”.

“Este año estamos esperando que desde Nación o Provincia nos provean la plata para que salga el proyecto sobre el arroyo Ramón con lo que por 30 años terminaría el problema de agua en Villa Bonita y Campo Ramón”, finalizó.

Relacionadas