Cruz del Eje

Esta ciudad cordobesa tiene múltiples atractivos para los visitantes que buscan un refugio serrano, a pleno sol.
Ríos, un embalse con actividades de pesca, bosques y la histórica Estancia “La Candelaria” forman parte de las posibilidades de disfrutar de su paisaje.

27/01/2019 15:03

La ciudad de Cruz del Eje se encuentra en la región conocida como la Cuenca del Sol de la provincia de Córdoba. Presenta un clima cálido y húmedo, con más de 300 días de sol al año. En el lugar, se realiza cada año la Fiesta Nacional del Olivo que convoca a multitudes. La de este año tuvo lugar entre el 11 y el 13 de enero pasados.

La localidad tiene como principal atractivo su espejo de agua: el “Embalse Cruz del Eje” de suma importancia turística dado que se puede practicar en sus aguas deportes náuticos y pesca, tanto de truchas como pejerreyes. El entorno se encuentra naturalmente poblado por densos “montes”, bosques de algarrobo, tala, mistol y chañar con sotobosque de piquillín y tuna, vegetación que se completa con la presencia de sauces criollos a orillas del río también llamado Cruz del Eje.

Si visita Cruz del Eje, no puede dejar de ir a la Estancia de La Candelaria, localizada en plena área serrana, en una planicie ondulada de altura denominada “Pampa de San Luis”, al norte de las estribaciones de las Sierras Grandes y a 1.200 metros sobre el nivel del mar.

Organizada y consolidada por la Compañía de Jesús a partir de tomar posesión de ella en 1683, constituyó un ejemplo notable de establecimiento rural serrano productor de ganadería, fundamentalmente ganado mular destinado al tráfico de bienes con el Alto Perú.

Comprende la capilla, la residencia del padre estanciero y locales anexos, las ruinas de la ranchería (habitaciones destinadas a los esclavos), el obraje, los corrales y los restos del sistema hidráulico (tajamar, acequias y molino).

Se trata de una tipología única en la provincia de Córdoba, identificada por su aspecto cerrado, organizado en torno a un patio central rectangular, uno de cuyos lados es la iglesia; a él se accede por un portón lateral ubicado sobre el atrio. Se destaca la presencia de la iglesia, con su fachada rematada por una notable espadaña de tres aberturas coronada por un perfil de líneas curvas que identifica al conjunto en el paisaje serrano.

El conjunto edilicio es Monumento Histórico Nacional y Provincial. Permite el desarrollo de un programa de turismo patrimonial asociado.