“Le pusieron el revólver en la boca y le gatillaron”

La hija de Guillermo Hornus, el hombre brutalmente agredido en una distribuidora de Eldorado habló con PRIMERA EDICIÓN. Los pesquisas sospechan que los violentos asaltos, tanto el perpetrado en la distribuidora como en una estación de servicio, donde también robaron a clientes, son obra de una misma banda.

14/01/2019 08:17


SE RECUPERA LENTAMENTE. Guillermo Hornus (58), “Willy” como lo conocen en Eldorado, tras el salvaje y brutal ataque de los delincuentes.

Mientras los médicos evaluaban si Guillermo Hornus debe ser derivado al hospital Madariaga de Posadas, su familia vivía un verdadero calvario, ya que la salud del hombre era muy frágil debido a las dolencias que sufrió recientemente.

“Mi papá padece Parkinson y estuvo internado por una neumonía el año pasado, también lo operaron de la hernia hace poco y por ello lleva una malla en el abdomen, justo allí lo golpearon. También se le intervino quirúrgicamente en los ojos y le pegaron en esa zona. Le lastimaron la nariz, los pómulos, todo el rostro”, dijo a PRIMERA EDICIÓN la hija de la víctima, Cristina Hornus, quien también mencionó que “no es la primera vez que roban en ese depósito: hubo al menos tres hechos más, donde se llevaron numerosos elementos”, por lo que “estamos cansados de los hechos delictivos”.

Respecto a su padre, explicó que “en las últimas horas recién pudo hablar y tomar líquidos. Nos contó que le pusieron el revólver en la boca y le lastimaron grave, le tuvieron que suturar los labios y le produjeron fractura de mandíbula, además que le pegaron en los ojos recién operados y en los oídos. Mi papá tiene fractura de cráneo porque le dieron un culatazo apenas entraron al depósito. Los ladrones tenían acento de la zona, lugareño. Estaban encapuchados y para mi papá eran superiores a los 25 años. Igual no los pudo reconocer. Hay una cámara de video en un comercio cercano, donde quizás se pueda ver algo”..

La mujer también apuntó que “hubo algo llamativo minutos antes del robo y es que se presentaron a comprar papas dos desconocidos que le preguntaron a mi papá a qué hora se cerraba el lugar. Creemos que estaban haciendo inteligencia y mi padre sintió algo raro, algo sospechoso. Los perros estaban muy malos y por eso pensamos que había gente escondida mientras estos sujetos compraban papas. Tenían alguna conexión, nunca los había visto antes y andaban en un utilitario de color bordó”.

Agregó que “antes de irse, uno de ellos le colocó el revólver en la boca a mi padre y lo lastimó, también le gatillaron y por suerte la bala no salió”. También sospecha -al igual que la Policía- que los delincuentes pudieron ser los mismos que asaltaron la estación de servicios una hora y media después.

 

Los casos

El pasado sábado, y con apenas una hora y media de diferencia, hubo dos violentos asaltos en esta ciudad. Para la Policía, por el momento, ambos hechos están vinculados y no se descarta que fueron los mismos autores.

El primero de los robos, tal como publicó ayer PRIMERA EDICIÓN, se registró minutos después de las 20 en una distribuidora ubicada sobre la avenida El Fundador, a la altura del kilómetro 8 de Eldorado. Allí, cuatro encapuchados fuertemente armados golpearon brutalmente a un cuidador del lugar, identificado como Guillermo Hornus, de 58 años, y se llevaron dinero en efectivo, joyas y otros elementos.

La denuncia por el hecho fue radicada por una mujer, quien manifestó que al llegar al lugar, propiedad de su hijo y donde su esposo trabaja como sereno, halló tendido a este último en el suelo e inconsciente.

La víctima, quien fue trasladada al hospital local en un vehículo particular, en esos momentos no pudo aportar datos sobre lo sucedido debido a que perdía mucha sangre.

No obstante, apenas se recuperó, pudo decir a la Policía que los malvivientes irrumpieron en el lugar en el horario de cierre y, tras amarrarlo contra un neumático de camión, lo agredieron físicamente.

Los peligrosos asaltantes, según la denuncia de los propietarios, sustrajeron una caja de cartón con 30 mil pesos y otros 10 mil pesos que se encontraban entre neumáticos apilados. Además, una notebook y un estuche con joyas de oro, plata y fantasía.

Un médico policial en turno examinó al hombre que resultó víctima de los malandras y diagnosticó “40 días de curaciones y reposo por fracturas y contusiones, de no mediar complicaciones”.

 

El segundo atraco

Mientras la Policía investigaba la denuncia por el robo a la empresa familiar, apenas una hora y media después, alrededor de las 21.30 del sábado, se producía otro golpe.

Esta vez fue en una estación de servicio ubicada en ruta nacional 12 y avenida El Fundador, donde tres motociclistas armados amenazaron y tuvieron en vilo a clientes y empleados, para luego alzarse con la recaudación y, no conformes con ello, robarle a un turista.

Según manifestaron trabajadores del establecimiento, tres hombres encapuchados a bordo de dos motocicletas llegaron al lugar. Uno de los ocupantes descendió con un revólver en la mano, dirigiéndose al sector servi-compras.

Ante la mirada de los atemorizados clientes y empleados, y sin dejar de apuntar, el ladrón exigió la entrega de dinero. Tras apoderarse de 4.200 pesos de la caja y de 2.800 pesos de la recaudación de los playeros, el malviviente no quedó satisfecho y le sustrajo 10 mil pesos a una pareja de turistas antes de darse a la fuga con sus cómplices.

Una vez al tanto del hecho, la Policía realizó un intenso operativo de rastrillaje. Como resultado del operativo, los uniformados procedieron al secuestro de un casco, un pulóver y una capucha tipo pasamontaña que se encontraba en las calles Rio Cuarto y Sarmiento (kilómetro 6).

Siguiendo con las tareas investigativas, los efectivos se dirigieron a un local bailable sobre la calle Esperanza (kilómetro 9), donde detuvieron a dos individuos de 28 y 38 años, bajo sospecha de ser presuntos autores del ilícito.

PRESUNTOS MOTOCHORROS. Dos de los sospechosos de perpetrar el asalto en la estación de servicios de avenida El Fundador y ruta 12.

Ambos acusados se domicilian en la Villa Machete, no descartándose que el otro involucrado resida en la misma zona. Para la Policía, hay una posible vinculación entre estos individuos y el asalto anterior.

Relacionadas