Preventiva para acusado de matar al cuñado de un puntazo en el pecho

Conocido en la chacra 145 como “Gordo” (36), quedó formalmente imputado por el “homicidio simple” de Orlando “Dumbo” Acosta (21). Será alojado en la Unidad Penal VI.

09/01/2019 19:30

SITIO. En una zanja, al lado del montículo de tierra, murió Orlando Acosta, luego de intentar escapar de la agresión de su cuñado.

La bronca venía de larga data y el pasado 13 de diciembre, un hombre le asestó una puñalada a su propio cuñado. Orlando Matías “Dumbo” Acosta (21), murió prácticamente frente a su casa de la chacra 145. “Gordo” (36), el sospechoso del crimen, se entregó a las pocas horas y quedó imputado por el delito de “homicidio simple”.

Al haberse reunido las pruebas suficientes en su contra, el juez Ricardo Walter Balor, titular del Juzgado de Instrucción 6 le dictó la prisión preventiva. Ahora deberá ser alojado en una unidad carcelaria, mientras continúa la etapa de instrucción del caso.

Según lo estipula el Código Penal en su artículo 79, “se aplicará reclusión o prisión de ocho a veinticinco años, al que matare a otro…”. En este sentido se orienta la investigación llevada adelante por el magistrado, para determinar de forma fehaciente que fue el propio cuñado el que mató a su pariente.

Según reza el artículo 312 del Código Procesal Penal, ahora que el magistrado dictó la prisión preventiva, el imputado deberá ser alojado en una institución penal. Debido a que aún no tiene condena, este correspondería a la UP-VI de Encausados y Procesados, ubicada sobre la avenida Cabo de Hornos. Allí esperará un eventual juicio por el delito que se le atribuye.

El hecho

El drama familiar se desató alrededor de las 23.50 del jueves 13 de diciembre último, en la calle Las Uvas casi Martín Fierro, en cercanías del arroyo Mártires. “Dumbo” hacía apenas unas horas que había sido liberado de la comisaría Décima. Estuvo detenido por haber entrado a robar a una casa de la chacra 252. Si bien quedó supeditado a la causa recuperó la libertad al mediodía de ese jueves. Esa noche volvía a su casa cuando le salió al cruce su cuñado.

Según relató la madre de la víctima, había una vieja desavenencia entre ambos. El “Gordo” le pegó golpes de puño, después extrajo un cuchillo de entre sus ropas y le asestó una puñalada en el pecho del lado izquierdo. Un testigo clave que estaba en el lugar dijo que “Dumbo” intentó escapar de la agresión, pero apenas pudo correr unos diez metros antes de caer desvanecido a una zanja, donde finalmente la víctima perdió la vida.

El hermano de la víctima llegó a escuchar una discusión y cuando salió a la calle, ya era tarde. Por más que quiso ayudarlo, nada pudo hacer. Minutos después, la Policía halló frente a la casa de la víctima un cuchillo que habría sido usado para la comisión del delito.

En tanto, del agresor no se sabía nada, por lo que se montó un intenso rastrillaje. Después de analizar en la clandestinidad lo que había hecho, “Gordo” fue a entregarse a la comisaría. Ya sabía “cómo era la mano”, puesto que ya tenía antecedentes penales.