Kim viajó a China y disparó expectativas de nueva cumbre con Trump

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, realizó este martes su cuarta visita a China y llegó al país para una estadía de tres días por invitación del presidente Xi Jinping. Se especula que servirá para preparar su segunda cumbre con Trump.

09/01/2019 12:24


El líder Supremo de Corea del Norte, Kim Jong-un, inició este martes una visita oficial a Beijing donde espera reunirse con el presidente chino, Xi Jinping, en un viaje que -especulan medios norcoreanos y chinos- puede sentar las bases para una nueva cumbre con Estados Unidos para abordar la desnuclearización del país.

Kim se desplazó a China junto a su mujer, Ri Sol-ju, y dio inicio a la visita que durará hasta este jueves, confirmó el vocero del Departamento Internacional del Comité Central del Partido Comunisra Chino (PCCh) citado por la agencia de noticias Xinhua.

“El año pasado, ambas partes acordaron mantener intercambios y contactos de forma regular y en diferentes formatos, intensificar su comunicación estratégica, impulsar las relaciones bilaterales y promover la paz y la estabilidad en la península coreana y en la región“, señaló hoy el portavoz de la cancillería china Lu Kang.

Se trata del cuarto viaje de Kim a China en el último año, lo que gatilló especulaciones en medios sobre si encuentro podría anteceder a una segunda reunión entre el joven mariscal y el presidente de EEUU, Donald Trump, después de que ambos hayan mostrado su voluntad de celebrar un nuevo encuentro para hablar de desnuclearización.

Entre los oficiales que acompañan al mariscal se encuentran Kim Yong-chol, responsable de inteligencia y figura clave en las negociaciones nucleares con EEUU, o los titulares de Exteriores y Defensa, Ri Yong-ho y No Kwang-chol, según la agencia norcoreana KCNA.

Se espera que Kim Jong-un se reúna con Xi Jinping durante esta visita, pese a que su itinerario en China se mantiene en absoluto secreto.

Reuniones anteriores

La primera reunión que Kim celebró en Beijing con Xi Jinping el año pasado se produjo exactamente en estas mismas fechas y precedió a la participación de Corea del Norte en los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en Corea del Sur, un evento que abrió las puertas al acercamiento entre Piongyang y la comunidad internacional.

Los otros dos encuentros con Xi -en mayo y junio-, llegaron justo después de las cumbres que Kim celebró con el presidentde Corea del Sur, Moon Jae-in, y con el propio Trump en Singapur.

Desde esa cita de Singapur, en la que EEUU y Corea del Norte acordaron trabajar para la desnuclearización del norte a cambio de que Washington garantice la supervivencia del mismo, el diálogo apenas mostró avances debido a la falta de una hoja de ruta para el proceso de desarme.

El propio Trump ha dicho que la localización de una segunda cumbre con Kim se anunciaría pronto y un diario surcoreano apuntó el lunes a que Hanoi, la capital de Vietnam, sería el lugar inicialmente elegido.

Por su parte, Beijing quiso normalizar este martes la visita de Kim asegurando que ésta forma parte del programa de intercambios regulares que los mandatarios de ambos países acordaron activar durante sus encuentros del año pasado.