Posadeño iba “por trabajo” y cayó con casi 100 kilos de marihuana

Tiene 40 años y dijo que realizaba el viaje para un frigorífico en el que trabajaba . Lo delataron el nerviosismo y las contradicciones. Transportaba 167 “ladrillos” de la droga.

06/01/2019 13:55


CAMUFLADO. El narco ocultó la droga en cada hueco de la parte trasera de la carrocería, pero no llegó a disimular el olor a marihuana.

Un misionero que circulaba por una ruta nacional en Entre Ríos fue interceptado por la Gendarmería Nacional con casi 100 kilos de marihuana. El hombre transportaba la carga de forma camuflada en diferentes compartimientos de un automóvil que sería de un frigorífico.

El hecho ocurrió en la mañana del viernes, sobre el kilómetro 147 de la ruta nacional 127, en cercanías de la localidad de Sauce de La Luna, distante a 280 kilómetros del límite con Corrientes. En el lugar estaba montado un control vehicular de la fuerza, y por allí pasaba una camioneta Volkswagen Saveiro a la que los agentes le dieron la voz de alto.

En la entrevista con el conductor, de 40 años, este les indicó que había salido de Posadas, se dirigía hacia Paraná y se encontraba realizando un viaje para la empresa. En ese sentido, la unidad contaba en las puertas con ploteos que identificaban a un frigorífico.

Si bien a simple vista la pick up no llevaba ninguna carga, la actitud nerviosa del chofer levantó sospechas. La sagacidad de los gendarmes hizo que ahondaran en las preguntas acerca del viaje y su presencia en esa zona, lo que destapó contradicciones en el relato. Acto seguido le pidieron que se estacionara al costado de la ruta. Notaron un fuerte olor característico.

Con la presencia de más uniformados procedieron a una revisión exhaustiva de la carrocería del automóvil. Removieron el protector plástico de la cajuela y se encontraron con paquetes de color ocre en los laterales y hasta en la puerta de carga.

OCULTO. Llevaba la droga en los compartimientos de la cajuela de carga, bajo el protector de carrocería.

Minuciosamente, el “narco” aprovechó todos los huecos que vienen de fábrica para poner los bultos, taparlos con el protector, emprender el viaje y disimular que no llevaba nada oculto.

Tras una consulta con el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, los gendarmes procedieron a la apertura de los paquetes para realizar el narcotest correspondiente. Este dio resultado positivo para “cannabis sativa”, la cual arrojó un peso total de 91,548 kilogramos, distribuidos en 167 paquetes.

El posadeño fue detenido y quedó a disposición del juez Pablo Andrés Seró. Se instruye una causa por transporte de estupefacientes, la cual estipula una pena de entre 4 y 8 años de prisión.