Fue imputado el joven que mató a machetazos a la vecina

Tiene 23 años, sufre esquizofrenia y ultimó a María Texeira (76) sin razones en El Soberbio. Se confirmó que había recibido el alta hace seis meses en una clínica psiquiátrica de Oberá.

05/01/2019 21:14

Imagen ilustrativa

Tal como -según se cree- actuó en el mediodía del último martes, el acusado por el crimen de María Texeira (76) volvió a elegir el silencio. Esta vez fue para enfrentar a la Justicia provincial, que lo indagó ayer por la mañana por el sangriento episodio que conmueve aún a El Soberbio y la provincia.

El sospechoso, de 23 años y acusado de matar a machetazos a la mujer en medio de un brote esquizofrénico, quedó formalmente imputado por el delito de “homicidio simple”, que prevé penas de entre 8 y 25 años de cárcel, al decir del Código Penal.

Según pudo saber PRIMERA EDICIÓN, ayer fue trasladado ante el Juzgado de Instrucción 3 de San Vicente, subrogado por la magistrada Adriana Denise Zajaczkowski. Allí las autoridades le leyeron el relato de las pruebas que se tienen hasta el momento en su contra, tras lo cual tuvo la posibilidad de hacer su descargo.

Por consejo de la defensa, el joven guardó silencio, tras lo cual fue trasladado nuevamente a la comisaría de El Soberbio, donde por cuestiones de seguridad permanece aislado en una celda.

En las próximas semanas comenzará la ronda de testimoniales del caso, al mismo tiempo que el sospechoso será sometido a una serie de estudios por parte del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial para determinar si es o no inimputable, como se presume. En caso de serlo, podría cumplir la pena bajo tratamiento en una clínica especializada.

Al respecto, PRIMERA EDICIÓN pudo saber además que hace seis meses el joven había recibido el alta médica de un sanatorio de esas características en Oberá, después de ser detenido en 2016 por incendiar una concesionaria de El Soberbio. Estuvo allí internado poco más de un año y medio, hasta que finalmente recibió autorización para salir.

El joven está acusado de irrumpir sin ningún tipo de razón en la vivienda donde Texeira se encontraba junto a sus nietos de 6, 11 y 14 años, en el barrio Hospital de la localidad ribereña.

Sin brindar mayores explicaciones, agredió a machetazos a la mujer, quien sufrió múltiples fracturas en el cráneo y falleció pocas horas después. Efectivos de la UR-VIII lo detuvieron minutos después del incomprensible ataque.