La basura “amenaza” a vecinos, aldeas guaraníes y feriantes

Pobladores denuncian que vehículos oficiales llevan sus residuos a un lugar no habilitado y “puede contaminar todo” en torno a uno de los afluentes del Cuña Pirú.

14/12/2018 19:26

Un grupo de vecinos de  Aristóbulo del Valle está muy preocupado porque en los últimos días se empezó a arrojar todo tipo de basura en una vieja cantera de propiedad municipal, de donde hasta hace un tiempo se sacaba el material para las obras de empedrado en la ciudad.

La inquietud de los pobladores se profundiza por el hecho de que el predio da a uno de los afluentes del arroyo Cuña Pirú, donde están asentadas las comunidades mbya guaraní de la zona, y en las inmediaciones también hay una importante cuenca hortícola que, entre otras cosas, abastece a la Feria Franca de productos que toda la comunidad termina consumiendo.

Los habitantes de la zona atribuyen la acumulación de residuos en el lugar al propio Municipio, por lo que recurrieron al grupo ecologista Cuña Pirú, encabezado por Raúl “Rulo” Bregagnolo, y se reunieron con varios concejales, pero hasta ahora no obtuvieron soluciones.

“Puede terminar en un desastre”

Diego Kornuta, uno de los vecinos del kilómetro 922 de la ruta nacional 14, a la espalda de donde está la vieja cantera, explicó a PRIMERA EDICIÓN que “la Municipalidad tenía un predio en Picada Propaganda que funcionaba como planta de reciclaje, que en su momento se abandonó y quedó como basural a cielo abierto. Hace unos meses, un grupo de ‘jeeperos’ local pidió el lugar para sus actividades y limpió el predio, por lo que todo lo que se tiraba allá se empezó a traer a la cantera desde hace unas dos semanas, sin consulta y sin aviso”.

Al respecto, describió que permanentemente entra al predio “el camión atmosférico, una camioneta municipal para tirar la basura, otra de Bromatología y Zoonosis que dejó chatarra, ahora hay hasta residuos patógenos hospitalarios”.

Para el vecino, “trajeron el problema de un lado a otro, sin medir el impacto ambiental que va a provocar acá en la zona, pero también a todos los que están aguas abajo”.

Esta situación “afecta en primer lugar a la reserva de la Universidad de La Plata y a las aldeas de la zona, y luego a los colonos, porque la basura va a contaminar todo lo que producen en invernáculos, porque el agua que consumen la sacan de ahí”, advirtió.

Lo peor es que estamos en la cuenca alta (del Cuña Pirú). Vino gente del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) para capacitar a los colonos, porque quieren certificar su producción, pero ¿cómo van a hacer con un basural al lado?”, protestó Kornuta.

Por todo ello, se pidió una reunión con el intendente y el Concejo Deliberante, pero “sólo vinieron el presidente (del cuerpo, Juan José McDonald) y otro edil, y ellos no sabían nada de que se había habilitado como basural”.

El propio McDonald ratificó a PRIMERA EDICIÓN que “tenemos entendido que el predio no está habilitado como basural”, por lo que “escuchamos el reclamo de los vecinos, se elevó la queja al Ejecutivo y estamos esperando la respuesta”. Igualmente, matizó que “tenemos que trabajar entre todos en el tema de la disposición (de los residuos no domiciliarios, de los que no se hace cargo la empresa AESA). Hay que encontrar un predio acorde”.

Entretanto, los vecinos adelantaron que el próximo martes concurrirán de nuevo al Concejo “a ver si nos dan una solución” y, de lo contrario, “vamos a colocar carteles y nos vamos a plantar: no vamos a permitir que siga entrando basura porque si no, va a ser un desastre”, reflejó Kornuta.