#NUTRICIÓN Sobrevivir diciembre sin aumentar de peso… ¿se puede?

Diciembre es un mes complicado, no sólo por las múltiples actividades que tenemos y el estrés que arrastran, sino también porque atenta contra nuestros cuidados a la hora de la alimentación. Los atracones de fin de año, con las fiestas y las cenas laborales son muy comunes, porque acostumbramos a consumir alimentos no habituales y queremos aprovecharlos al máximo... ¿se puede mantener la figura?

13/12/2018 21:31

Se vienen las fiestas, ¿es posible mantener la figura?

No hace falta tirar todo el año por la borda. Te dejo 10 consejos simples para que puedas hacerle frente a diciembre sin dejar de cuidar tu salud:

1. Evita los extremos: muchas personas dejan de comer en las horas previas al evento para poder comer todo lo que quieran después. Si haces huelga de hambre, lo único que vas a lograr es llegar a la cena y devorar todo sin control.

2. Todos los menús son adaptables: proba hacer el vitel toné sin crema y reemplaza por queso untable light. Son pequeños cambios que hacen una gran diferencia, y además de restar calorías, no nos cae tan pesado.

3. Llena de color la mesa: los vegetales y las frutas son perfectas en nuestra zona, donde tenemos temperaturas muy altas. Son livianas, son ricas, dan color y acompañan bien cualquier plato. Proba hacer ensaladas nuevas, creativas y frescas, ¿y para el postre? ¡Una riquísima ensalada de frutas va de diez!

4. No cuentes calorías: disfruta sin calcular cuánto estás comiendo. No vas a engordar por un vitel toné, ni vas a adelgazar por una ensalada. No te obsesiones.

5. Cuida las porciones: servite un plato y proba de todo, pero sin saciarte hasta explotar. Aprende a parar cuando tu cuerpo dice basta.

6. No te olvides de hidratarte: tené siempre a mano una botella con agua fresca. Hidratate con agua, y el alcohol dejalo para brindar.

7. No es la última cena: si sos consciente de que no es la última vez que vas a consumir esos alimentos tan ricos, no vas a comer de más. No es dieta, son hábitos. Teniendo esto en cuenta, podes comer de todo, pero moderando la porción.

8. Volvé a la rutina: el día siguiente al evento o a la fiesta, retomá tu día a día normal. Hacé tus ejercicios, desayuná normal, hidratate mucho.

9. Deja la culpa para los delincuentes: si comiste de más, lo último que tenés que hacer es culparte y quedarte pensando en ese pedazo de torta extra que consumiste. Normalizalo y seguí con tu vida.

10. Relajate: comé despacio y disfruta del momento y la charla. Es un buen momento para reencontrase con seres queridos y cerrar el año de la mejor manera.

Colaboración María Romina Reckziegel
Lic. En Nutrición – M.P. N° 291