Continúa el malestar por acordada del STJ que afecta a adscriptos

Continúan las repercusiones tras conocerse la acordada del Superior Tribunal de Justicia (STJ), donde se ordenó al personal policial y penitenciario que estaba adscripto a la Justicia regresar a sus puestos y funciones de origen. Este jueves se reunirían los ministros del Poder Judicial.

05/12/2018 17:12


Según fuentes de PRIMERA EDICIÓN, la medida afectó a numerosas reparticiones del Poder Judicial, en su mayoría Juzgados de Instrucción (de toda la provincia), donde el personal quedó prácticamente diezmado.

En algunos casos trascendió que las plantillas de empleados se reducirían, en promedio, un 50 por ciento, siendo uno de los casos más alarmantes el de la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas (SAIC), donde un 80 por ciento del total de sus integrantes eran adscriptos, precisaron las fuentes.

En un principio se manejaban cifras que iban desde los 70 a 100 empleados desafectados, es decir integrantes de las citadas fuerzas de seguridad actualmente trabajando como agentes o auxiliares de la Justicia, sin embargo se cree que podría tratarse de más personal.

Así las cosas, se supo que tras salir a la luz la resolución, se inició una vía de diálogo informal entre las partes a los fines de resolver el conflicto.

Alguno de los principales problemas que surgirían, explicaron fuentes del fuero penal, podrían ser las dilaciones y atrasos surgidos por el abrupto cambio de personal.

“En algunos casos hay dos mil expedientes que deben ser redistribuidos y revisados desde la foja cero por quienes ingresen como nuevos a los Juzgados. Se deben suspender numerosas audiencias y ni hablar de quienes se capacitaron, por ejemplo, en violencia de género o violencia intrafamiliar para tratar justamente con esos casos y ahora les dicen que deben volver a sus funciones de origen”, explicó una fuente reservada y con acceso a los pasillos tribunalicios, donde la situación generó un gran malestar, quien agregó que “a los policías no les computan los años que estuvieron en el Poder Judicial para su ascenso y eso también los perjudica”.

Desde el primer día en que se dio a conocer la medida, las voces se levantaron en contra de la misma por parte de los funcionarios a cargo de las respectivas dependencias. Al respecto, trascendió que se aguardaba, al menos, que la desafectación propuesta sea gradual y que se observe cada caso de adscripto desde cerca, a los fines de no caer en generalizaciones.

Tal como publicó este Diario, los Juzgados afectados son los de Instrucción, Correccionales y de Menores, tribunales penales de toda la provincia, Cámara de Apelaciones Penal y de Menores y Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas, exceptuándose al personal policial que presta servicio de vigilancia en esos lugares.