Misionerizar la Tierra Roja

Señora Directora: De existir diez comprovincianos que se preocupen por misionerizar a la Tierra Roja, más auténtica sería nuestra identidad porque entre cuatro tampoco se hace primavera.

02/12/2018 12:12


Aún así rechacemos el desánimo, pues ya se han plantado las semillas y a pesar de la indiferencia del misionero, o no les importe el “yvy pytá” (tierra roja), la semilla está germinando.

En nuestra patria una gran mayoría somos discriminatorios que no nos debe extrañar, por ser un regalo de los “yurúas” (blancos) y al parecer aquí en Misiones queremos ser los abanderados del racismo.

Nuestra añosa y olvidada provincia sufrió muchas penurias, siendo la adhesión debatida en guaraní podamos ser una nación. ¡Somos argentinos!

La provincia es argentina gracias a los guaraníes, porque ese honor les pertenece a ellos y su gran caudillo, don Andrés Guacurarí, mártir de su tierra y el primer militar desaparecido.

Seamos celosos de nuestra verdadera historia, tal como lo defiende nuestro gran periodista e investigador, sin olvidar a tantos buenos comprovincianos ya idos. Quienes nos dejaron sus apuntes en prueba de su pasión guaraní.

El Ateneo Flor del Desierto hace fue la única entidad en alertarnos y protestar con toda firmeza, por la injusticia a todas de querer achicar la Compañía de Cazadores XII, disimuladamente para borrar su sagrado nombre. Quienes aconsejaron semejante felonía deben pertenecer a una casta de sangre azul ya aniquilada con el nacimiento de la patria.

El centralismo sigue ofendiendo al Padre de la Patria, paisano íntegro y libertador de pueblos hermanos. La pretensión de anular a don Andrés Guacurarí es también una falta de respeto para el creador de la enseña nacional, quien redactase como reparación al pueblo guaraní, su primera constitución.

San Martín, don Manuel, don Artigas y don Andrés, generales todos que de frente se miran sin pestañear, ¿estarán aplaudiendo este proceder?

Ya llega el 30 de noviembre, para la Provincia el día más rutilante por el nacimiento de quien sin hacer milagros y guiando a los guaraníes que deliraban por él, nos legó nuestra provincia, internacionalmente renombrada para orgullo del país.

El brillo conmemorativo dependerá de la diplomacia del gobierno provincial. Feriado en toda la Provincia con fiestas en cada departamento e instituciones educacionales, con chocolateada (producto bien americano del sur). Especialmente para los estudiantes, quienes serán los únicos germinadores si la élite implanta la enseñanza de nuestra genuina y rica historia.

En el llano o en el poder siempre habrá personas instruidas o destruidas a la vez, a quienes en verdad no les importan los héroes guaraníes, despreciativamente tildados de “tapa rabos” (lo normal para su manera de vestir).

Como los seres humanos somos tan diferentes, en Misiones algunos se creen personajes y que nada deben agradecer a quienes nos regalaron los gentilicios brillantes de América del Sur, pertenecientes al “jus soli” (derecho de suelo).

Salim Salem
Posadas (Misiones)