Día del Taquígrafo

Señora Directora:
Ayer, 16 de noviembre, se recordó el Día del Taquígrafo, esas personas que se toman el paciente trabajo de reflejar en papel las palabras de nuestros legisladores, de los participantes de alguna reunión que requiere registro o de las audiencias públicas de de órganos judiciales.

17/11/2018 23:11


En esa tarea son los “escribanos que protocolizan” esos debates que, gracias a ellos, no los lleva el viento.

Algunos dirán que se trata de un anacronismo absurdo el que aún se utilice a estos profesionales en época en que la tecnología permite guardar sonidos e imágenes. De hecho ya hay algunos lugares públicos donde estos taquígrafos fueron desplazados por el video. En otros conviven ambos, donde la informática y la electrónica sirven para reforzar la labor que ellos realizan.

Es cierto son una herencia de otras épocas, previas a los avances de estas últimas décadas, pero que todavía no han dejado de cumplir con la importantísima labor y responsabilidad que se ha puesto en sus manos. El Congreso de la Nación, por ejemplo, gracias a ellos conserva el testimonio de debates históricos y de la retórica de algunos de quienes pasaron por sus bancas. Esto se repite en los parlamentos provinciales y en los Concejos Deliberantes, donde a pesar de los avances del tecnologisismo siguen siendo irremplazables.

De mis varios años concurriendo a cubrir como periodista las deliberaciones del Concejo posadeño recuerdo a dos de ellos, taquígrafos de excelencia que en algunas épocas debieron trabajar largas horas sin reemplazo ni descanso. Beba Sánchez y Manolo Ríos son esos dos grandes con cuyas memorias quiero homenajear a todos los taquígrafos que allí veo esforzarse jueves a jueves.

Alcides Martín Pelozo
Posadas (Misiones)