Preparados para la guerra

Señora Directora:
¿Por qué los niños no deben trabajar? Porque el trabajo es algo que tienen que hacer los adultos. Cuando los niños trabajan para cubrir las necesidades básicas de un hogar, debemos preguntarnos como sociedad.

20/11/2018 23:11


¿Qué estamos haciendo mal? ¿Por qué a sus padres no les alcanza?

Un niño feliz será un adulto feliz, pero si desde temprana edad tienen que preocuparse por las necesidades básicas va a quemar la etapa más importante de su vida, donde se forma su carácter y la actitud existencial para el resto de sus años. Si hacemos trabajar a un niño lo envejecemos prematuramente, le robamos sus sueños.

La mayoría de los adultos quieren cosas, viajar, ir al mar, ganar dinero…

Hay una frase sabía que dice que la diferencia entre los niños de los adultos es el precio de los juguetes. Esto pasa porque de niños les faltó afecto. Siempre se quiere llenar por fuera lo que nos falta por dentro. Están preocupados por las cosas mundanas porque no han jugado lo suficiente de niños; no aprendieron a perdonar y tolerar al otro.

El trabajo cumple una finalidad económica y social. Sirve para conseguir lo necesario para subsistir, alimentos, techo, ropa. Es tarea de los adultos porque los niños deben desarrollar tanto su físico como su intelecto antes de salir a trabajar, el juego los va preparando para esto.

En la naturaleza los animales aprenden a defenderse a través del juego. En los humanos pasa lo mismo, pero como su madurez es más lenta, es mayor el periodo de tiempo que debe jugar. Los niños deben aprender las normas de la vida jugando. A través del juego los niños exploran, prueban y descubren el mundo.

Que los niños trabajen nunca puede ser una política de estado, porque contradice al derecho. Los niños tienen derechos a la vida, a la salud, a la educación, a tener un hogar, a la identidad, a vivir en familia, a la igualdad, a no ser discriminado, a vivir en condiciones de bienestar y a un sano desarrollo integral, a opinar, etc. El niño tiene derecho a la protección contra el trabajo infantil. Debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada.

Si los niños no juegan los preparamos para la guerra.

Pablo Martín Gallero
Puerto Rico (Misiones)