El Fondo Monetario presiona a Italia para que haga más ajustes fiscales

"Las turbulencias en Italia podrían contagiar a las economías más frágiles", señaló el organismo al reclamar al gobierno italianio "medidas que reducen los déficits presupuestarios para alcanzar su objetivo a medio plazo y hacer disminuir la deuda".

08/11/2018 18:11


El FMI, con Christine Lagarde al frente, criticó duramente la política fiscal italiana que defiende contra viento y marea su autonomía fiscal.

Con los intereses que deben pagar los bonos soberanos italianos en su “nivel más alto desde hace cuatro años“, el FMI afirma que “las repercusiones en otros mercados fueron por el momento relativamente limitadas”.

Sin embargo “un contagio provocado por futuras tensiones podría ser significativo, en particular para las economías con fundamentos macroeconómicos más frágiles”, añade.

Italia está bajo gran presión: la Comisión europea rechazó el 23 de octubre el presupuesto italiano y dio a la coalición populista en el poder en Roma hasta el 13 de noviembre para modificarlo, so pena de exponerla a un “procedimiento por déficit excesivo”.

El ejecutivo europeo reprocha a la coalición haber construido su presupuesto de 2019 basándose en una previsión de crecimiento muy optimista de 1,5%, contra 1% para el FMI y 1,2% para la Comisión, que publicó el jueves previsiones pesimistas, y consideró al desvío italiano aún más grave que lo anunciado.

Según el FMI, Italia debería dar prioridad a “medidas que reducen los déficits presupuestarios para alcanzar su objetivo a medio plazo y hacer disminuir la deuda”.

El miércoles el rendimiento de las obligaciones a 10 años de Italia cayeron con fuerza, pero volvían a subir este jueves.

En un reciente reporte, el Fondo Monetario Internacional argumentó que Italia no podrá conseguir crecer económicamente a través de estímulos fiscales. Según el FMI, el crecimiento tendrá que venir por el lado de las reformas estructurales y que deberá de mostrar un deseo de tratar los problemas subyacentes. Esperan que la economía crezca 1% en el 2019 y 0.9% en el 2020.

En el reporte, advierten que países con alta vulnerabilidad como lo es Italia, deberían priorizar la reducción del déficit y de la deuda. Es por ello, que una política fiscal expansiva podría tener un impacto negativo en el crecimiento italiano, porque la reacción del mercado sería muy desfavorable.

Fuente: Agencia de Noticcias AFP/NA