Cuatro años por intentar matar a su rival de cancha

Fue en agosto de 2015, cuando la víctima comía un asado y el agresor le disparó en el pecho.

08/11/2018 10:11


Un hombre fue condenado a la pena de cuatro años de prisión, al haber reconocido que intentó matar a otro de un disparo en el pecho. Arnaldo José “Roger” Sanabria (47), pidió un juicio abreviado y fue sentenciado por el Tribunal Penal 2 por el delito de “homicidio en grado de tentativa”.

El hecho ocurrió el 26 de agosto de 2015 cuando tres amigos se encontraron en la vía pública y quedaron para compartir un asado en la casa de uno de ellos, en un inquilinato ubicado sobre calle Neuquén.

Horas después los tres se encontraban disfrutando de la sobremesa cuando Sanabria arribó al lugar. Lo hizo a bordo de una moto Honda de color rojo y en compañía de otra persona apodada como “Porteño”.

Apenas ingresó comenzó a discutir con uno de los presentes y después de un par de minutos puso fin a la discusión extrayendo un arma de fuego con la que le asestó un disparo en el lado izquierdo del pecho a su víctima.  Mientras el agresor huía del lugar uno de los amigos intentó parar la hemorragia con una compresa.

El herido fue trasladado al Hospital Madariaga, mientras que la Policía se hizo presente en el lugar ante la denuncia presentada por el hermano de la víctima.

Horas después, por orden del Juzgado de Instrucción 6, se libró una orden de allanamiento en la vivienda del sospechoso. Allí se incautaron varios elementos para la causa que se tramitaba, pero esencialmente un arma calibre 22 con la que se habría llevado a cabo el ataque.

Sanabria fue detenido y terminó imputado por el delito de “homicidio en grado de tentativa”.

Cuando se desarrollaba la etapa de instrucción de la causa, en base a los testimonios de testigos pudo saberse que todos los involucrados en el hecho se conocían de “la cancha”. La bronca de Sanabria que lo llevó a cometer semejante ataque provenía de un partido de fútbol.

También se conoció que después de disparar, el acusado levantó el cartucho de la escena.

La víctima llegó a recuperarse, pero su victimario quedó preso y con el expediente elevado a juicio.

En los últimos días, a través de un acuerdo entre la defensa y la fiscalía, el imputado pidió un juicio abreviado. En este sentido, los doctores Augusto Gregorio Busse, Ángel de Jesús Cardozo y Martín Errecaborde homologaron el acuerdo y dictaron la sentencia contra el acusado.