ARA San Juan: la hipótesis que más duele a los familiares

Silvina Krawczyk, hermana de la teniente de navío obereña Eliana Krawczyk que desapareció con el submarino contó como fue estar a bordo del Ocean Infinity y la hipótesis por la cual decidió abandonar la nave. El 15 de este mes se cumplirá un año del naufragio de la embarcación. “Está todo para encontrar e identificar al submarino, pero no sabemos dónde está”.

06/11/2018 19:11


BUSCANDO AL ARA SAN JUAN. Silvina Krawczyk documentó en las redes sociales el operativo del Ocean Infinity.

Por algo más de una semana el buque Ocean Infinity seguirá buscando al submarino argentino ARA San Juan, que desapareció el 15 de noviembre de 2017 con 44 tripulantes a bordo, entre ellos dos misioneros. Luego, podría tomarse un receso técnico y retomar el operativo de búsqueda en febrero o marzo de 2019.

Luego de verificar 23 puntos en los que se sospechaba que podía estar la embarcación de la Armada Argentina, la misionera Silvina Krawczyk (hermana de la teniente de navío y primera submarinista de Sudamérica, Eliana Krawczyk, oriunda de Oberá); decidió no continuar a bordo del Ocean Infinity.

En una entrevista exclusiva con La Radio de Oberá, Silvina contó las razones que la llevaron a no completar los 60 días en el buque y se refirió a una hipótesis que cala profundo entre los familiares de los desaparecidos, que la Justicia de Caleta Olivia pidió profundizar respecto al lugar donde podría estar el ARA San Juan y que se vinculan directamente a las razones del hundimiento.

Audio de La Radio de Oberá – 89.9 LRH 703

 

“En ningún momento pensaron en abandonar”

El próximo 15 de noviembre se cumplirá un año de la desaparición del ARA San Juan y sus 44 tripulantes. Días atrás, entre informaciones cruzadas, se llegó a sospechar que el Ocean Infinity abandonaría la búsqueda del submarino argentino.

Al respecto, Silvina Krawczyk explicó que “la empresa vino con un sistema que establece que si encuentra el submarino cobra sino no. Quedan estos 12 días (desde ayer) para cumplirse los primeros 60 días pautados. Ellos deben decidir si siguen o se retiran. No está confirmado, pero asumiría el compromiso de seguir 60 días más pero en febrero o marzo”.

Aseguró que “en ningún momento pensaron en abandonar sino en buscar más información para determinar nuevas áreas”, ya que se relevaron al menos 23 hipótesis pero el ARA San Juan no aparece.

“Se hicieron estudios probables sobre lo que habría sido la implosión o explosión para estudiar y determinar el área posible, pero el submarino no está”, explicó Silvina, con el dolor y la angustia por el paradero de su hermana no tienen fin.

Por mi experiencia, la empresa tiene el compromiso de buscar y lo quieren encontrar. Es una empresa muy seria, que trabaja muy bien con asesoramiento externo de un submarinista, hay un teniente francés, hay gente de la Marina extranjera involucrada en la investigación. Ellos recopilaron información de todo este año, de lo que fue al principio, y determinaron las áreas probables y no está el submarino en esas áreas probables”, relató Krawczyk a La Radio.

Destacó también la tecnología del Ocean Infinity: “Tiene la flota de 5 AUV (sigla en inglés para referirse a los vehículos submarinos autónomos), un equipo de personas y profesionales excelente, el laboratorio es increíble”.

Seguidamente, sintetizó estos 50 días de su participación en la búsqueda del ARA y afirmó: “Está todo dado para encontrar e identificar al submarino, el tema es que no sabemos dónde está”.

 

Una hipótesis que duele

Un pedido de la jueza que investiga el naufragio del ARA San Juan llevó a Silvina Krawczyk a dejar el Ocean Infinity.

Con la voz quebrada por el dolor, Silvina la resumió: “La hipótesis que se dijo, es que hubo una implosión interna y que los chicos, algunos, quedaron en condiciones de maniobrar el submarino como pudieron y el submarino terminó en el fondo. Y que se escucharon los supuestos ruidos del casco porque algunos quedaron esperando que los rescaten. Luego, se estudiaron (los ruidos del casco) y determinaron que eran ruidos biológicos”.

Aún así, la Justicia quiere descartar mediante el relevamiento in situ la teoría antes mencionada. “Por medio de una orden judicial, la jueza (de Caleta Olivia, Marta Yáñez) que lleva la causa, pidió que la empresa busque el submarino en el área donde se habían escuchado los ruidos del casco. Personalmente, por lo que investigué y averigüé, el submarino no está ahí pero, para tranquilidad de los familiares y de los que llevan la causa, es necesario que se determine fehacientemente si está o no porque se trata de una teoría muy dolorosa”, contó Silvina.

“Hablé con los familiares, la jueza, con la Armada, para bajarme estos días y creo que el submarino no está en la zona de golpes del casco. No estaba preparada para vivir la experiencia si llega estar allí. Por eso aproveché que el barco llegó a puerto y me desembarqué. Cuando se retome la búsqueda ya habrán pasado esa área”, confesó Krawczyk y aseguró estar dispuesto a retomar su incorporación a la tripulación del Ocean Infinity en el segundo tramo de búsqueda si se confirma para el año que viene.

Sobre la cuestión, concluyó que “la empresa trabaja de manera independiente a lo que pueda pedir la Armada o los familiares. Dado el compromiso que tiene la empresa con nosotros, aceptaron ir a esa zona ahora o luego cuando retomen hacia el Norte (finalizados los primeros 60 días de búsqueda). Esa teoría es muy descabellada, muy dolorosa. Creo que no está allí el submarino porque resulta imposible. Pero es necesario buscar para descartar, esperemos que no esté ahí”.