Conflicto en Apipé Grande, quieren recuperar las aguas que rodean a la isla

El Gobierno de Corrientes explora la posibilidad de volver al antiguo límite internacional, sobre el brazo San José Mí, que volvería a dejar a la isla Apipé Grande rodeada de aguas argentinas. El acuerdo limítrofe firmado por el Gobierno de facto nunca fue ratificado por el Congreso.

25/10/2018 09:47

A casi dos semanas de la violenta irrupción de la Marina de Paraguay en la Isla Apipé para suspender el torneo de pesca de costa que se realizaba en el marco de la 4º Fiesta del Pescador Regional “Memorias del Paraná”, el Gobierno de Corrientes analiza los antecedentes históricos que derivaron en el cambio de los límites internacionales y dejaron a la localidad de San Antonio rodeada de aguas paraguayas.

En principio, la intención del gobernador Gustavo Valdés y su equipo sería pedir que el límite internacional vuelva a ser el canal del brazo San José Mí, sobre el margen Norte de la isla, tal como estaba establecido hasta principios de la década del 80.

Si bien todo está bajo estudio y se requirieron los antecedentes, en Corrientes sostienen que no existe una ley que ratifique las notas reversales firmadas por los gobiernos de facto de Argentina y Paraguay en 1981. Esos documentos fijaron los nuevos límites fluviales, quedando la isla Apipé rodeada de aguas paraguayas.

El origen del problema se remonta a 1979, cuando los gobiernos de ambos países buscaron llegar a un acuerdo sobre los límites para así poder dar inicio a la construcción de la central hidroeléctrica de Yacyretá. En esa oportunidad se formó una comisión demarcadora de límites, y en 1981 se estableció el curso del canal principal mediante acuerdo entre ambos países aunque quedó sin fijar el dominio de algunas islas e islotes menores que se encuentran en la ruta de navegación, aguas arriba de Ituzaingó.

En las notas reversales firmadas por ambos países se convino que el canal principal pasaba por el brazo sur de la isla Apipé, de jurisdicción argentina, lo que en los hechos provoca la peculiar situación de que una porción de soberanía argentina se encuentra rodeada totalmente por aguas de jurisdicción paraguaya, sostuvo el diario El Litoral de Corrientes a mediados de 2005, cuando un grupo de legisladores llevó la problemática a la Cancilleria.

De acuerdo con las explicaciones dadas por los diplomáticos, en 1981 se terminó de establecer el dominio soberano de las islas y en 1997, por iniciativa de Paraguay, se ratificó todo lo establecido en las acuerdos celebrados por ley 25.071 de 1998. Allí se establece que “todos los canales existentes son comunes para la navegación de ambos estados”, y en el artículo 2 se reconoce “el mutuo derecho de acceder libremente por agua o por aire a todas las islas bajo su soberanía que se encuentren en las aguas de la otra parte en los ríos Paraná y Paraguay, por cualquier punto de sus costas”.

Cancillería

A raíz del incidente del sábado 13 de octubre con la Marina de Paraguay, el Subsecretario de Asuntos de América, Leopoldo Sahores, planteó la inquietud por la situación surgida al embajador de Paraguay en nuestro país, Julio Cesar Vera Cáceres. Por su parte, el canciller Jorge Faurie abordó el episodio con su par paraguayo, Luis Castiglioni.

También el embajador argentino en Asunción, Héctor Lostri, analizó con el Prefecto de la Armada paraguaya los hechos y la búsqueda de soluciones posibles para el enclave insular.

Desde Cancillería aseguraron que “la Argentina trabaja para establecer un entendimiento con el Paraguay que permita el desarrollo de actividades recreativas en las aguas circundantes de la Isla, al tiempo que se asegure la protección de la fauna y del medio ambiente”.

En la Isla Apipé Grande dijeron que el gobernador Valdés sigue muy de cerca el conflicto y hoy estaría desembarcando en la isla para hablar con los pobladores de la localidad de San Antonio de Apipé para explicarles las gestiones que están realizando ante la Cancillería.