“Ella es el ángel guardián de mis dos hijos, nos salvó varias veces”

Carina, la hermana de Hilda, era todavía una adolescente cuando todo sucedió. “Se encerraba en su habitación a escuchar las grabaciones en cassettes de su hermana y lloraba. Se hacía la dura pero estaba tan triste como nosotros, no fue fácil”, cuenta su madre.

21/10/2018 21:09


PRIMERA EDICIÓN dialogó con Carina, quien definió a su hermana como el ángel guardián de sus dos hijos.

Yo tenía 14 años y todo lo que recuerdo es muy fuerte. Ella salvó muchas vidas, muchos se hicieron conocidos míos y me dijeron ‘gracias a tu hermana estoy viva y mi abuela también’ o ‘por lo que hizo tu hermana me salvé y ahora tengo familia’. Tuve muchos de esos encuentros con personas vinculadas a lo que pasó. Su acto de valentía sigue multiplicando. A veces pienso que si me hubiese tocado a mí una situación similar, no lo habría hecho. Ella siempre fue muy corajuda, así de mandarse y hacer las cosas, muy valiente. Sabía manejar camiones y autos, era una persona preparada. Además del conservatorio de música estaba estudiando para contadora pública”.

 

“Hay muchas cosas que por ahí no me acuerdo de ella, es como que borré de mi memoria. Me lo tomo como que ella está en un viaje y no puede venir. Me emociono… creo que en algún momento nos vamos a volver a encontrar…yo era chica…como que me falta mi hermana”, recuerda Carina, al tiempo que no puede evitar las lágrimas.

“Ella es el ángel guardián de mis dos hijos. Cuando mi nena tenía tres meses se enfermó muy grave, de meningitis y tenía hipotermia. A los quince días que estaba en terapia intensiva le pedí a ella que la cuide, entonces creo que aparte de la fuerza que Dios le dio, Hilda también le sostuvo la mano y le dio un empujoncito para que esté con nosotros. Nos ayudó a salir de esa situación”, recordó.

 

Ángel guardián

“Tres años después de que ella falleciera, también tuve un accidente de tránsito con un vehículo, en una curva. Estaba internada y los médicos no se dieron cuenta que tenía perforado el bazo…mientras estaba en coma soñé con Hilda. Ella me decía ‘no subas la escalera porque te vas a caer’, sacudía la escalera y yo me desperté. Vomité sangre y entonces llamaron a mi mamá, vinieron y descubrieron lo que me pasaba. Por eso digo que es nuestro ángel guardián”, dijo aún emocionada por el recuerdo su hermana.

En ese sentido, la mamá de Hilda agregó que “ella nos cuida, quiere que salgamos adelante. Yo me operé hace catorce años de un cáncer de mama, salí de eso y me tomó un pulmón. De un 60 por ciento que tenía afectado uno de mis pulmones, ahora no tengo prácticamente nada. Mi doctora, que es una gran profesional, sabe la historia de mi hija, para ella mucho tiene que ver el tratamiento, pero también hay algo de milagroso en todo”.

La familia de la heroína de 9 de Julio fue informada que el hombre que apretó el gatillo fue condenado a prisión perpetua. Esto no les alivió el dolor, sin embargo consideran que la Justicia no les dio la espalda.

 

El último llamado de Hilda

“La verdad no puedo recordar la última conversación que tuve con mi hija, fue tanto el dolor que se me borró de la memoria, lo que sé es que fue por teléfono”, manifestó Alicia, la mamá de Hilda.

Al ser consultada si alguna vez su hija tuvo algún reconocimiento oficial contestó que “no, solamente por parte de quienes salvó sus vidas y de los familiares de éstos, además de sus compañeros de coro que le hicieron un cuadro con una poesía muy emotiva. Ella era muy querida acá en nuestra comunidad, una joven correcta, estudiosa y con un montón de proyectos. Nunca voy a saber porqué le quitaron la vida, ella no hizo nada malo”.

Relacionadas