Renovación en la UCR: rechazan el consenso a dedo que impulsa la cúpula

Hasta el momento tres agrupaciones reconocieron la intención de presentarse en la próxima elección para determinar la conducción del partido. También analizan conformar un “frente opositor”. La actual dirigencia pretendería imponer la designación del concejal Martín Arjol como presidente.

14/10/2018 08:03

Por lo menos tres agrupaciones de radicales ya anticiparon sus aspiraciones de competir en las elecciones por la conducción de la Unión Cívica Radical de Misiones (UCR)  y rechazan el consenso a dedo que buscarían imponer los dirigentes que comandan actualmente el partido con la pretensión de designar al concejal Martín Arjol como presidente.

La fecha de ir a las urnas será el 2 de diciembre, mientras que el plazo de presentación de listas es el 18 de octubre.

Hay posibilidades de que se presente otra agrupación en los próximos días.

Pero además, también hay conversaciones para formar un espacio de unidad y fortalecerse entre estos sectores para enfrentar al oficialismo.

La causa principal que genera la efervescencia es el silencio y la pasividad que tiene la conducción radical frente a las políticas neoliberales de ajuste que está aplicando el Gobierno nacional. Hoy el partido acompaña y avala una situación económica que perjudica a los argentinos y esto genera rechazo en los correligionarios.

Por ahora, los tres espacios están encabezados por Carina Kapli (Poder Cívico), el concejal Maximiliano Florindo (Evolución Republicana) y el economista Federico Villagra (Ateneo Radical).

“En Cambiemos, los radicales somos los socios minoritarios que nos hacemos cargo de las pérdidas”, dijo Carina Kapli y agregó que no aceptarán el consenso. Pidió acabar con la “dedocracia” al remarcar que el único capacitado para elegir a sus representantes es el afiliado. Aseguró que su espacio buscará elecciones tanto para las autoridades partidarias como también para la lista de cargos electivos que se presentará el año próximo en las elecciones.

Capli subrayó la conducta compulsiva del radicalismo de salir a justificar las medidas gubernamentales cuando ni siquiera los dirigentes del PRO lo hacen. La dirigente alimentó las versiones sobre una posible unidad de las líneas internas para quedarse con la conducción radical, que el partido “vuelva a ser lo que era” y sus correligionarios dejen de padecer las consecuencias de un ajuste salvaje e inaceptable.

Al respecto de las políticas del Gobierno nacional fue fulminante y dijo que la gestión de Macri es “la gran desilusión de todos los argentinos porque la concreción de su gobierno fue todo lo contrario a lo prometido”.

Por su parte, el economista Federico Villagra confirmó que desea ser candidato en las próximas internas de la UCR y que, junto a las otras líneas, conformaría un polo opositor a las actuales autoridades del Partido.

En una comunicación con PRIMERA EDICIÓN, Villagra detalló que “en principio somos tres las líneas que tenemos intenciones de ir a internas, en las cuales convergeríamos en contra de la estructura oficial. Tenemos como premisa la alternancia dentro del radicalismo, un mayor protagonismo y no divorciarnos de Cambiemos sino sentar las bases progresistas que nosotros representamos”.

Si bien admitió que “todavía no definimos nombres sino que conversamos de proyectos e idea”, reconoció que le gustaría ser él quien encabece la postulación opositora. “Sin embargo, aún no está nada cerrado, seguimos en tratativas para presentar la mejor lista posible”, dijo.

Villagra explicó: “Agotamos las instancias de negociación con respecto a la parte del consenso, por eso decidimos lanzarnos como un frente fuerte ante el oficialismo. Nosotros consideramos la postura del oficialismo de un acuerdo por una cuestión económica, porque creíamos que era atinado ese planteo por el gasto que conlleva hacer una interna, entonces nos reunimos. Pero no vimos ningún punto de encuentro, sino que encima nos encontramos con ataques de índole personal y no de buen trato respecto al tema”.

No pudimos avanzar en las pocas reuniones y terminó, más que nada, en ‘chicaneadas’, en cosas personales, fundamentalmente por parte del exdiputado Germán Bordón, quien siempre quiere tener una participación pero no sabemos a qué ni quién representa”, cerró el dirigente.

Por último, el concejal Maximiliano Florindo señaló que “dentro de la Unión Cívica Radical, llevado al bloque y al funcionamiento del Concejo Deliberante, no siento, no veo y no concibo que un poder legislativo municipal no esté funcionando en sintonía con la realidad social”.

“Escucho mucho hablar de la sensibilidad social, de compromiso social, de cuestiones que tengan que ver con la gente más necesitada, pero también es cierto que no estoy viendo ideas coherentes, ideas concretas”, aseguró.

El concejal apunta a seducir a los radicales decepcionados a “sumarse a la construcción de un partido radical que no se estanca en el tiempo sino que se adapta a la realidad social del presente y se prepara para el futuro”.

“La palabra maximizar, significa dar el máximo de una función y es eso lo que hacemos desde la política, pero aplicada a la realidad de los vecinos de Posadas. Evolución Republicana (ERA) es un espacio de ideas dentro de la Unión Cívica Radical, en Misiones, que propone cambiar los viejos paradigmas y que la política sea más real y concreta para las realidades de la gente”, explicó Florindo.

La cúpula de siempre

El grupo Capioví es integrado y liderado por Hernán Damiani, el diputado nacional Luis Pastori y el concejal Pablo Velázquez, discípulos del exgobernador Ricardo Barrios Arrechea. Hace décadas manejan el partido y tejen los acuerdos y “consensos”.

El Grupo Racing tiene como referentes al diputado Ariel “Pepe” Pianesi, el concejal Martín Arjol y el médico Osvaldo Navarro, aunque en los últimos tiempos se pronunciaron algunas diferencias.