Exigen limpieza de los tanques de agua en Oberá

El proyecto de exigencia al Ejecutivo ya tiene dictamen en el Concejo y se aprobaría el próximo martes.

05/10/2018 21:17


Foto: gentileza Gladys Acuña

Entre las peticiones oficiales y los proyectos presentados el último martes en la sesión ordinaria del Concejo Deliberante de esta ciudad, se destaca la incorporación de un proyecto de comunicación por el que se solicita al Ejecutivo municipal que controle periódicamente las condiciones físicas, químicas y bromatológicas en las que se encuentran los tanques de agua públicos.

Según adelantó el presidente del cuerpo, Ariel Chaves Rossberg, autor de la iniciativa, ésta ya fue aprobada el miércoles en comisión y se trataría en la próxima sesión ordinaria, el martes 9, antes de darle traslado al Ejecutivo para su implementación.

La urgencia se debe a que “necesitamos conocer la trazabilidad del agua: desde que sale de la planta potabilizadora, transcurre varios kilómetros y llega a tanques, que muchas veces no están en condiciones. Está llegando la época estival, los calores y los problemas de salud, y queremos asegurarnos de que el agua dentro de esos tanques esté en condiciones para el consumo humano”.

El objetivo son, principalmente, los tanques elevados de los barrios: “La idea es tener un control más estricto en esos elementos. Correspondería al sector de Bromatología municipal y lo que pretendemos es que mensualmente se realicen las pruebas y controles bacteriológicos, para que tengamos la seguridad de la calidad del agua”, explicó.

Chaves Rossberg también solicitó a los vecinos que realicen la limpieza periódica en sus tanques de reserva domiciliarios: “Es recomendable por lo menos una vez al año la limpieza con todos los elementos que corresponden, ya que, si bien el agua potable viene clorada, muchas veces los tanques se deterioran por el transcurso del tiempo e ingresa tierra u otras cosas que contaminan el agua que contiene”.

“Pretendemos que la población tenga en cuenta que tiene que limpiar sus tanques y que los que puedan hagan las pruebas físico-químicas”, subrayó antes de insistir en que “con el proyecto apuntamos a asegurar la potabilidad del agua de los tanques comunes de los barrios periféricos de nuestra ciudad, sistema que permite a las familias que no tienen acceso directo a la red contar con el servicio”.

Relacionadas