Andresito, un tesoro para dejarse llevar

Postales imposibles de no admirar, flora y fauna conviviendo tranquilamente; camping o cabañas que no desentonan con su agreste entorno; son algunos de los hechizos que lanza Andresito con opciones sumamente novedosas, desde senderos hasta carpas dormitorio.

30/09/2018 15:13


Un lugar que no se puede dejar de visitar es el Salto Escondido, ubicado sobre el arroyo Verde.
El torrente de agua aprovecha los desniveles del terreno y regala un espectáculo de gran belleza.

Además el sitio, en el que también se puede acampar, de tres hectáreas, cuenta con todas las comodidades necesarias: luz eléctrica, quinchos, proveeduría y sanitarios. Se suman canchas de fútbol, vóley y bochas para disfrutar de entretenidas tardes con amigos o en familia.

En la zona de Andresito se encuentran once reservas naturales, entre ellas el Parque Nacional Iguazú, que alberga a las Cataratas del Iguazú y el Parque Provincial Urugua-í, el más grande de Misiones. Juntos alcanzan 150 mil hectáreas de selva protegida

En el límite con Brasil y el río Iguazú, está el Parque Provincial Yacuy al que se accede por la ruta nacional 101. A 55 kilómetros de Andresito cerca de la localidad María Soledad, se encuentra el Parque Provincial Guardaparque Horacio Foerster. Tiene 4.310 hectáreas y es un área conocida como Reserva Palmitera y su objetivo es proteger la reproducción de la palma palmitera. El relieve es sumamente quebrado con alturas comprendidas entre 360 y 500 metros sobre el nivel del mar y se halla surcado por varios arroyos permanentes pertenecientes a la cuenca del río Iguazú.

Aquí se registraron unas 15 especies de mamíferos y 110 especies de aves en el área. La caza furtiva y el corte ilegal de palmitos son amenazas importantes y continuas a pesar de la labor de control y vigilancia de los guardaparques.

Asimismo, en la Colonia General Belgrano se encuentra el Parque Provincial Segismundo Welcz, de 209 hectáreas que tiene el objetivo de conectar los Parques Provinciales Urugua-í y Foerster, generando un corredor biológico de 300 mil hectáreas.

Se lo considera un puente de selva entre ambas áreas naturales. Este cordón permitirá el paso de aves, mamíferos, semillas y la promoción de alternativas sustentables para la comunidad local. Lleva el nombre del guardaparque que más contribuyó a la creación del sistema de áreas naturales protegidas de la provincia.

Hay mucho por descubrir, por eso siempre hay excelentes guías que conocen todas las actividades que invitan a conocer la cultura, la historia y la geografía en una propuesta que combina la interpretación ambiental, la navegación por el imponente río Iguazú, recorridos por las comunidades guaraníes a través de caminatas y travesías en bicicleta.

Relacionadas