Por la crisis económica, la recaudación cayó más del 70% en los municipios

Intendentes reconocieron que a los contribuyentes se les hace muy difícil cumplir por la falta de dinero. Creció la demanda de asistencia social, principalmente de comida y remedios.

23/09/2018 19:09

La crisis generalizada continúa golpeando a los diferentes sectores de la provincia. Y los municipios misioneros vienen sintiendo la falta de dinero de sus vecinos que se atrasan en los pagos de tasas y contribuciones. Así, según informaron desde diversas localidades, la crisis afectó, de gran manera, a los presupuestos municipales con abruptas caídas de la recaudación.

Atento a esto, los intendentes coincidieron en expresar que los ciudadanos contribuyentes cada vez disponen de menos recursos económicos y priorizan a qué destinarlos. Los tributos municipales, tanto en concepto de tasas del inmueble y comercios como de los servicios públicos, quedaron en un 70% al final de la lista en varias comunas.

PRIMERA EDICIÓN realizó un sondeo por diversas localidades para indagar sobre la actual situación económica y social de los municipios, principalmente en relación a la recaudación mensual.

De esta forma, el presidente de la Comisión de Desarrollo Estratégico e Integral de Municipios (CODEIM) e intendente de Campo Grande, Carlos Sartori comentó que los jefes comunales tienen “una demanda social importante en todos los sectores porque el vecino está sufriendo los incrementos de precios en la canasta básica, principalmente”.

En relación a esto añadió que en su comuna la crisis “trae aparejada la merma importante en lo que respecta a la recaudación local. Ahora estamos en alrededor de un 70% de merma mensual en lo que se percibe de tasa general de inmuebles y tasa de comercios. Es alarmante porque han caído los recursos municipales y al mismo tiempo tenemos una alta demanda social para la asistencia”.

Al mismo tiempo indicó que la problemática se agudiza debido a la llegada de los meses de la interzafra, en la que se detiene la cosecha de yerba mate en una gran cantidad de municipios. Además, un elevado número de familias tareferas comienzan a vivir con lo justo durante largos meses, dependiendo principalmente de los subsidios. “La crisis económica se complica más aún porque ha culminado la cosecha de yerba y la gran mayoría de los municipios subsisten en base a este producto. Por eso estamos atentos trabajando con ayuda del Gobierno provincial también”, destacó Sartori.

Actualmente uno de los municipios más ajustado con la recaudación mensual es Campo Ramón. El alcalde José Luis Márquez Da Silva contó: “Estamos muy complicados. Muy pocos pueden pagar sus impuestos, actualmente rondamos unas cifras del 20% al 25% que son los pocos contribuyentes que abonan mensualmente. Además como ya terminó la cosecha de yerba mate esto va a empeorar”.

En tanto que el intendente de San Ignacio, Juan Esteban Romero, reconoció que “la recaudación municipal bajó un 60%. Para la gente se volvió imposible pagar los impuestos porque crecieron otras necesidades básicas. Hacemos seguimientos personalizados pero se volvió muy difícil cobrar”.

“La gente la está pasando muy mal y todos los días son recibidos en la municipalidad. Se pide cada vez más trabajo, mercadería y remedios. También hace un par de semanas se habilitó un club del trueque, volvimos a esas prácticas por la crisis. Es la realidad. Está creciendo muchísimo la demanda de alimentos y remedios principalmente”, aseguró.

En Dos de Mayo confirmaron que la recaudación mensual del municipio disminuyó un 70%. En localidades como Itacuararé y Cerro Azul también se sintió una importante disminución de la contribución por impuestos.

Desde Capioví el jefe comunal Alejandro Arnhold señaló: “La recaudación municipal se redujo en un 20%, pensábamos que podía caer mucho más. Hasta el momento no fue tan significativo pero de igual manera se siente”.

La gente abona sus servicios básicos, luz, agua y gas, y se les reduce mucho el poder de compra, sumando la canasta básica, el aumento de los precios de los alimentos, no les queda mucho más margen de dinero para otro tipo de gastos. Eso se va a sentir cada vez más y a la larga va a repercutir en el municipio porque los comercios cuando facturan menos también tributan menos”, aseguró a lo que agregó que “los pedidos de ayuda social relacionados a comida y remedios no eran tan frecuentes. Ahora en este último tiempo se incrementó mucho”.

El intendente de la localidad de Tres Capones, Ramón Gerega, se refirió sobre la recaudación y fue claro ante la consulta de este Diario: “la estamos remando, tratando de aguantar lo más posible. Por ejemplo el aumento de combustible ha complicado muchísimo a la colonia de yerbateros en la zona”.

Por su parte, el intendente de Campo Viera, Juan Carlos Ríos, también reconoció que hubo una merma “en nuestro caso cercano al 20%, pero está relacionado por la situación de los trabajadores de la zona, muchos de ellos son colonos de té o yerba mate”. Ríos contó que “es una leve baja que no llegan a ser números alarmantes. Pero esa falta de ingresos nos complica para encarar obras nuevas”.

El alcalde de Leandro N. Alem, Diego Sartori comentó que “la recaudación en esta época está un poco más caída de lo normal. Estábamos en un nivel del 90% de cumplimiento y bajamos ahora a un 60%”.

“Estamos en una situación muy difícil porque hay una disparada muy grande de los precios con los aumentos pero los ingresos no crecen. Se producen desfasajes muy grandes. Por eso también hay que tener en cuenta la caída de la economía de todos”, completó.

En tanto que en Posadas, según fuentes consultadas por este Diario, el crecimiento interanual hasta agosto fue del 20%, comparado con el mismo período de 2017. Sin embargo, al tener en cuenta que la inflación mayorista de agosto a agosto fue del 34%, se considera que el municipio perdió no menos del 14% de su recaudación.

Ese porcentaje es optimista porque todavía no se evaluaron los impactos producidos por los aumentos de las tarifas y el valor del combustible. Y se esperan los resultados de septiembre a noviembre donde la recesión golpeará más fuerte.

“Hay sectores que están trabajando muy por debajo de la capacidad instalada o tienen niveles de venta similares a los años 2015 y 2016. En tanto otros comercios se vienen recuperando un poco pero el panorama no deja ser complicado”, aseguraron fuentes del sector comercial.

Por su parte el jefe comunal de Montecarlo, Jorge Lovato destacó: “Mantenemos la recaudación porque hicimos un buen trabajo de concientización y la ciudadanía ha visto muchas obras”.

“A nadie le gusta pagar los impuestos pero podemos asegurar que se cumple bastante bien con respecto a otros municipios. Por otro lado, también a los deudores se les intima, se hace un buen trabajo de intimación y contactos permanentes antes de judicializar la deuda. El nivel que mantenemos de recaudación nos está ayudando muchísimo”, amplió.

Al mismo tiempo consideró que “las malas decisiones del Gobierno nacional hicieron que hoy la situación económica sea muy difícil en todo el país. La Provincia y el municipio de Montecarlo no escapan a eso. Actualmente vemos que crece la demanda de raciones de comidas durante el almuerzo en la cocina centralizada, por eso también se ha tomado la decisión de agregar la cena para los menores de edad. Aumentó la necesidad de medicamentos al igual que los pasajes para traslados por cuestiones de salud, que son asistencias del municipio”.

Tratamos de asistir con más fuerza en este momento, además tenemos la particularidad de que la mayoría de los tareferos están en Montecarlo, y esta es la etapa donde el Gobierno municipal debe mirar cómo asistir porque finalizó la época de cosecha de yerba mate”, completó Lovato.

Por su parte, el alcalde de Azara, Carlos Fassa, expresó que “en cuanto a recaudación es normal, lo habitual en estos meses del año, no hubo un incremento”.

“Azara es una zona habitada por colonos y estos se acostumbran a pagar a principio de año, marzo o febrero, tanto los impuestos inmobiliarios como patentes y por lo general aprovechan las cuotas”, añadió.

En tanto, el jefe comunal de San José, Jorge Tenaschuk, expresó que “la recaudación  se mantuvo igual, pero estamos siendo muy perjudicados por el aumento de combustible y el toque de andén que se congeló el valor de agosto a fin de año”.

El secretario de Finanzas de Eldorado, Sebastián Cafetti, señaló que hubo un pequeño incremento en la copartición y eso equilibró la baja en la recaudación.

No obstante, el funcionario municipal aclaró que “es normal que desciendan los ingresos por el pago de impuestos en el segundo semestre del año”. Aunque, también explicó que “bajó un poco en el porcentaje en comparación al año pasado”.