Advierten subas de precios de hasta un 30% en los comercios de Misiones

En Posadas, Puerto Iguazú, Eldorado, Apóstoles y San Vicente ya comenzaron a aplicarse incrementos en todos los rubros. Proveedores suspendieron envíos y hubo cierre de locales para cuidar el stock.

03/09/2018 08:01

PREOCUPACIÓN. Muchos locales se mantuvieron cerrados el fin de semana hasta que se defina nuevos precios.

La corrida del dólar y el aumento de los combustibles, impactaron en la actividad comercial de la provincia ya que proveedores suspendieron envíos y se aplicaron aumentos de entre un 15 y un 30% en todos los rubros.

Incluso en localidades como Eldorado y Puerto Iguazú algunos comercios (mayoristas, agropecuarias y electrónicas) cerraron sus puertas para cuidar el stock y no trabajar a pérdida “hasta que se acomoden los nuevos precios”.

Así lo confirmaron representantes de las Cámaras de Comercio de las distintas localidades quienes, consultados por PRIMERA EDICIÓN, contemplaron que la suba “impacta en los productos alimenticios, electrónica, respuestos para vehículos y artículos importados”.

No habrá escasez, pero sí un aumento generalizado en los precios de la gran mayoría de los productos, entre un 15 y un 20%, que ya fue avisado por los proveedores. Los que no aumentaron desde este viernes, con seguridad lo harán esta semana”, aseveró el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP), Carlos María Beigbeder.

Detalló que “todo el sector alimenticio se verá afectado, al igual que todo lo que tiene que ver con productos importados, ya que la mayoría de los envases no se fabrican en el país”. “Todo lo que viene de afuera tendrá un aumento de hasta el 20% tranquilamente”, señaló Beigbeder.

Y remarcó que “los productos seguirán aumentando porque suben los combustibles y los costos”.
En el consumo masivo hay tres componentes que son clave para definir los precios: el dólar, la tasa de interés, y los salarios. Y dos de ellos sufrieron una suba importante en los últimos días.

Hubo locales en Posadas que suspendieron las ventas, pero no por tiempo indeterminado, sólo hasta que se estabilice el dólar. Es una forma de cuidar el stock. Todo indica que la divisa se mantendrá en los 40 pesos, entonces los precios tenderán a ese valor”, anticipó.

Beigbeder recomendó, a su vez, a los consumidores que una forma de ganarle a la inflación, es mediante la compra de productos “en 12 cuotas sin intereses”.

“Es momento de no gastar de más, no compren en cuotas con intereses, porque el bolsillo no se ajusta de la misma manera que se ajuste el dólar”, sentenció.

SUBAS. Los aumentos impactan en alimentos, electrónica, repuestos para vehículos, celulares y artículos importados.

Cierre de locales

De igual manera, el presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Iguazú, Jorge Florentín, indicó que en la localidad “algunos proveedores anunciaron la suspensión de ventas el día viernes”, y esperan para hoy “un panorama más claro”.

Asimismo, agregó que “hubo una caída en el consumo local”. “Con esta devaluación del peso en la frontera somos más atractivos para el consumo de brasileños y paraguayos”, destacó Florentín. Y afirmó que ya se aplicaron “aumentos en los precios de varios rubros, de entre el 10, 20 y hasta el 30% en promedio”.

En este contexto, Lilian Zakidalski, titular de una cadena de supermercados mayorista, importadora y exportadora de alimentos en Iguazú, manifestó “por el momento no aplicaron incrementos en los precios”.

“Mañana (por hoy) seguramente tendremos información certera de la suba”, reveló.

A todo esto, se observó que en la comuna, uno de los principales mayoristas “mantuvo cerradas sus puertas durante el fin de semana, debido a problemas en el sistema”, según adujeron.

En Eldorado, en tanto, el aumento del dólar tuvo un impacto en la venta de productos agropecuarios y en las veterinarias, ya que desde el viernes estaban suspendidas las entregas por parte de los proveedores.
Además, detallaron que se vieron afectadas las ventas de artículos para celulares e incluso algunas casas se mantuvieron cerradas, durante el fin de semana, “porque no tienen precio, y deberán remarcar”.

En consecuencia, los vendedores optaron por esperar, para no abusar en las subas y conocer con certeza los nuevos valores que aplicarán los proveedores.

Apuntaron que se registró, también, un incremento en los alimentos de la canasta básica como “aceite, carne y leche” en los distintos supermercados y kioskos.

Asimismo, en Apóstoles se aplicaron incrementos en todos los rubros de “entre el 20 y 25%”, incluido el pan. “La mayoría de los comerciantes espera la apertura del mercado del dólar esta semana y el aumento de los combustibles”, señaló Fernando Ostafchuk, presidente de la Cámara de Producción, Comercio e Industria de Apóstoles y el Alto Uruguay.

Caída en las ventas

En San Vicente, por su parte, algunos comercios remarcaron precios en alimentos y artículos de librería, aunque se manejaron con cautela debido a una marcada caída en las ventas.

“Hay poco movimiento en los comercios locales y la gente se cuida mucho en los gastos. No hubo cierre de locales por el aumento del dólar porque las condiciones no están dadas como para frenar las ventas, pero sí se remarcaron los precios de varios alimentos, sentenció Cristina Allende, presidenta la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de San Vicente.

Aunque apreció que este incremento “no fue excesivo como el que sugirieron algunas distribuidoras de hasta un 20%”.

Trascendió de fuentes locales que la recomendación de los proveedores para los comerciantes, fue paralizar las ventas y cerrar locales por algunos días “hasta qué se acomode el precio del dólar”. Enfatizaron, que los rubros más perjudicados por la corrida de la divisa norteamericana fueron los de “repuestos de autos, motos, bicicletas y electrónica”.

Cabe mencionar que el aumento de precios agrava la baja en el consumo de los últimos meses. Es que según el modelo de proyección elaborado por las consultoras Kantar Worldpanel y Ecolatina, “ya se proyecta el cierre de año en una caída de 1,2% en el consumo, es decir, 0,7 puntos menos que hace tres meses”.

“La proyección del año se ve afectada principalmente por la caída del salario en términos reales, crecen debajo de la inflación, y su fuerte impacto en la base de la pirámide. En los últimos cinco años en Argentina, siempre que el salario perdió poder de compra, el consumo masivo se vio inmediatamente afectado”, puntualizó Federico Filipponi al analizar los resultados del primer y segundo trimestre del año.