Silvina Krawczyk será veedora en la búsqueda del ARA San Juan

Cuatro familiares de tripulantes del desaparecido submarino ARA San Juan fueron aceptados hoy como veedores para participar de la búsqueda de la embarcación que realizará la empresa Ocean Infinity en el Mar Argentino.

31/08/2018 19:40

Silvina Krawczyk. Crédito @mirthalegrand

En el marco de las tareas que realizará la firma estadounidense para intentar hallar los restos de la nave argentina y tal como se había aclarado en la licitación que realizó meses atrás el Ministerio de Defensa, una comitiva de familiares participará de los rastrillajes en las aguas argentinas.

Se trata de Silvina Krawczyk, hermana de la teniente de navío Eliana Krawczyk; Luis Tagliapietra, padre de teniente de corbeta Alejandro Tagliapietra y uno de los abogados querellantes en la causa judicial que investiga la desaparición del buque; José Luis Castillo, hermano de cabo principal Enrique Castillo; y Fernando Arjona, hermano de cabo principal Alberto Arjona.

Ocean Infinity dio la aprobación a los cuatro veedores propuestos por los familiares de los tripulantes del ARA San Juan, luego de varias pruebas de aptitud física como también técnicas. Serán encargados de verificar todo el proceso de navegación, de la nueva búsqueda de los 44 tripulantes desaparecidos hace ya 289 días”, informaron a través del perfil oficial de Facebook “Los 44 del ARA San Juan”.

Además de los estudios médicos a cargo de un profesional noruego, los postulantes a veedores debían cumplir con requisitos como conocimiento de inglés, experiencia en navegación, entre otros.

Surgidos de una votación de la que participaron 41 de las 44 familias, Krawczyk, Tagliapietra, Castillo y Arjona viajarán hacia la zona del Mar Argentino en la que se realizarán las tareas a bordo del buque Seabed Constructor, de la firma norteamericana, que tiene previsto atracar en el Puerto de Comodoro Rivadavia el 6 de septiembre, proveniente de Ciudad del Cabo.

Los familiares volarán hacia la ciudad chubutense el próximo 5 de septiembre, para embarcarse al día siguiente.

“Tenemos muchas expectativas de encontrarlos. Nuestro rol como veedores rol es verificar y velar por que se extraiga toda la información posible: tanto imágenes como muestras. Así como también que todo se dé con absoluta transparencia y se cumpla con lo planificado”, remarcó Tagliapietra en diálogo con NA.

El abogado querellante y padre de uno de los tripulantes destacó que el Seabed Constructor “es de lo mejor en el mundo” y planteó: “Si no lo encontramos con eso, es porque non están ahí. Los encontramos o nos volvemos con la certeza de que en determinada área no están y hay que replantear todo”.

Además de los familiares veedores, también habrá tres representantes de la Armada Argentina.

Una vez que las tareas de rastrillaje comiencen, está previsto que la Armada y los familiares brinden dos partes diarios sobre el avance de la búsqueda: uno a las 6:00 y otro a las 16:00.

Por otra parte, Tagliapietra lamentó que la causa judicial que lidera la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, “hace un tiempito que está estancada y sólo sosteniéndose con testimonios”.

Navegando con bandera de Noruega, la embarcación de Ocean Infinity, de 115 metros de eslora y 22 de manga, cuenta con un helipuerto, ocho drones subacuáticos que pueden alcanzar los 6 mil metros de profundidad, un laboratorio informático, brazos mecánicos, lanchas y camarotes con capacidad para unos 100 tripulantes.

La empresa con sede en la ciudad norteamericana de Texas ganó la licitación internacional que hizo la Armada Argentina y sólo cobrará los 7,5 millones de dólares si encuentra los restos del submarino ARA San Juan.

Ocean Infinity fue seleccionada tras la intervención de la Comisión de Asesoramiento Técnico del Proceso de Contratación y de una Comisión Evaluadora de Contrataciones de la Armada Argentina.

La embarcación argentina desapareció el pasado 15 de noviembre cuando se trasladaba desde Ushuaia hasta el Apostadero Naval de Mar del Plata.

Según informaron organismos internacionales, ese día en pleno Mar Argentino se registró “un evento anómalo singular corto, violento y no nuclear consistente con una explosión” que habría afectado al submarino.

Fuente: Noticias Argentinas