El número del orden y el mágico 7

¿Te has preguntado alguna vez qué significado tienen los números? Hoy el seis y el siete.

26/08/2018 22:32


Cuando sueñas con ellos, cuando miras el celular siempre a la misma hora, en un boleto capicúa, en la numeración de tu casa, en tu fecha de nacimiento o simplemente por curiosidad.

Los números guardan interpretaciones muy diversas para cada una de las civilizaciones, sociedades y culturas.

NÚMERO 6
Es el orden y el número de la codificación y por lo tanto del derecho, así como de la Justicia, ya que buscan siempre el equilibrio de la balanza. La idea: Buscará la armonía en el hogar a través del matrimonio y la familia. Esta búsqueda de equilibrio hará que se sientan bien aceptando responsabilidades, sabiendo que el karma se genera en el 6 y se recoge en el 8 (interpretando el karma por las cuentas pendientes, o las obligaciones que rechazamos en algún momento y que al cabo del tiempo se manifiestan y la realidad nos las obliga a aceptar).

Es uno de los números perfectos, ya que descompuesto en sus múltiplos y sumado: 1 + 2 + 3 = 6 nos da él mismo. Este sentido explica la continua búsqueda de la armonía y perfección del 6. La búsqueda de la belleza como expresión extrema del equilibrio de las partes. También se refuerza su significado de equilibrio ya que se puede obtener sumando: 1 + 1 + 1 + 1 + 1 + 1 = 6 ó bien 2 + 2 + 2 = 6 ó también 3 + 3 = 6, de lo que deducimos que el número 6 es un número armónico, equilibrado y por lo tanto sin conflictos internos, buscando la verdad. La imagen: Es el símbolo de la ambivalencia y del equilibrio, representados por la unión de los cuatro elementos, fuego, aire, agua y tierra en el sello de Salomón, formado por dos triángulos superpuestos, que forman una figura con 6 vértices. En este sentido indica el orden y el equilibrio que resultan de la perfecta fusión de los elementos de la naturaleza, circunstancia dada en los 6 días que duró la creación.

NÚMERO 7
Tiene una consideración mística ya que está en relación con el ciclo lunar. 4 ciclos de 7 días, con las 7 notas, los 7 colores, los 7 días de la semana, las 7 plagas, las 7 virtudes o pecados capitales. Es la segunda vuelta a la unidad, después de la del 4, ya que 1 + 2 + 3 + 4 + 5 + 6 + 7 = 28 = 10 = 1. Sin embargo, si en 4 teníamos la concreción de la unidad en la materia, en este caso tenemos la concreción de la unidad en mente y materia, es decir, pasamos un escalón en la cadena de la evolución y ya hablamos de la representación del ser humano visto como unidad. Este número da paso a otros 2 que son el 8 y el 9 que nos hablan de materia sublimada, en poder material en el 8 y en poder espiritual en el 9. La idea: Al ser un número primo y no surgir de la multiplicación de otros números, se le considera con tendencia al aislamiento y la introspección. En el caso de este número, la suma de 3 + 4 = 7 es la clave para su entendimiento, ya que, a partir del principio de una mente, imaginación (representado por el número 3) sobre la materia (representado por el número 4) obtenemos tres importantes relaciones impregnadas unas y otras entre sí: 1.- Es un número con gran capacidad de análisis, ya que la mente juzga la materia, buscando explicaciones, buscando la raíz profunda que se esconde tras las apariencias. Este estudio y observación no se realizan sólo a través de la razón, siendo muy importante y con mucha influencia y precisión la imaginación y la intuición. 2.- Es la mente sobre la tierra, es decir, la agricultura, la aplicación del estudio y la observación de los ciclos de las cosechas para la propia supervivencia, como principio de estabilidad, seguridad y satisfacción de las necesidades primeras que permitieron el desarrollo humano hasta la sociedad actual. Dando esta característica una cierta sensación al número de que el destino no depende de nosotros mismos, ya que se aceptan las reglas de la naturaleza. El agricultor depende de un agente externo e incontrolable actualmente como la climatología para obtener el fruto de lo plantado. 3.- Además es mente sobre el pueblo, entendido este como una entidad impersonal que se guía a través de unas normas comunes. Con lo cual es un número que da la aceptación de la influencia por las masas. La imagen: Aparece como suma del orden espiritual 3 y del orden material 4. Es decir, el triángulo representando el espíritu apoyado sobre el cuadrado representando el cuerpo.

Fuente: “Numerología para el Autoconocimiento” Lic. Fernando Daniel Peiró.

Colabora
Virginia Godoy
(Terapeuta Neumóloga – Terapeuta Holística)
WATSSAPP: 351 669-6876

Relacionadas