En el CGE se acumulan las denuncias contra el rector de la Normal

Docentes y preceptores lo acusan por malos tratos, autodesignación en horas superiores. Falta información sobre los fondos de los dos kioscos a la cooperadora.

12/08/2018 15:22

TENSIÓN. Cada vez más, docentes y preceptores se animan a contar lo que sucede en la Normal.

A casi tres años de asumir en la dirección de la Escuela Normal Estados Unidos del Brasil, Jorge Rubén Barchuk suma reclamos y denuncias en su contra. Según los docentes, “su estilo autoritario de gestión y su mal carácter” llevaron a los educadores a su cargo a bajar la cabeza por temor a represalias pero, poco a poco, tanto los profesores, preceptores y padres de la cooperadora se animan a demandar respeto y que el director cumpla con las normas.

Según pudo confirmar PRIMERA EDICIÓN, al Consejo General de Educación (CGE) llegaron varias denuncias de la comunidad educativa de la escuela. Según consta en estas denuncias, es tanto su autoritarismo que Barchuk no permite ni a la vicedirectora ejecutar acciones propias de su función, hasta le impide firmar constancias de alumnos regular, de pase o título en trámite, generando demoras innecesarias y malestar con tutores y alumnos.

Sus decisiones son todas unilaterales pues no convoca al Consejo Consultivo y pone especial atención en boicotear a la segunda docente en jerarquía: se reúne con personal a su cargo a sus espaldas, toma decisiones sin consultarle, incluso otorga permisos extraordinarios y saca personal de ese turno sin su consentimiento. Además, no da curso a ninguna de sus propuestas, desde el proyecto de educación sexual integral hasta el de escuela para padres. Incluso se negó a responder las notas para llevar el almuerzo a la Normal, tres veces por semana, que la vicedirectora había conseguido a través del Ministerio de Desarrollo Social.

Los malos tratos de Barchuk no sólo están dirigidos a la vice: también presentaron notas preceptores del turno mañana por presuntos malos tratos, malas designaciones, malos procedimientos y discriminación.

Hay numerosas notas de los profesores sobre la forma en que atemoriza con cerrar divisiones y dejarlos en disponibilidad. También se acumulan las notas de personal del turno noche por la forma de actuar del directivo.

Además, hay notas en contra de su esposa, también por malos tratos pues, pese a ser docente del turno noche, asume funciones de conducción.

Se autodesignó en 17 horas superior
Otro de los reclamos que recibió el CGE en abril de este año, a través del director de Educación Superior, Alejandro Schrott, es por su autodesignación en 17 horas del Nivel Superior de Acompañamiento a la Trayectoria del Alumnado (ATA), sin respetar lista de valoración, ni el padrón de interinatos y suplencias.

Según pudo averiguar este Diario, Barchuk cumpliría este horario pero no la función correspondiente de acompañamiento. Vale decir que, pese a las innumerables denuncias, el CGE no respondió a ninguna de ellas ni inició un sumario o investigación alguna.

Por su forma de ser, Barchuk tampoco es querido por alumnos. Se volvieron habituales las pintadas a la fachada del edificio siempre incluyendo algún mensaje dirigido a su persona.

Fondos de los kioscos
Desde que asumió al frente de la Normal, Barchuk controla los fondos de los dos kioscos que funcionan en la institución y pero no rendiría estos fondos a nadie, ni siquiera a la Asociación Cooperadora de la institución.

Por este motivo, en mayo de este año con la firma de los padres que le integran, la Asociación Cooperadora le solicitó formalmente a Barchuk la cesión del manejo de estos fondos que ingresan a la escuela en concepto de alquileres de los dos kioscos escolares.

En esa nota, le recordaron al rector la vigencia de la Resolución 1556/04 de Cooperadoras y Personal Directivo de los Establecimientos Escolares que establece en su lineamiento 12 que los emulentos provenientes de la concesión de los kioscos/buffets serán destinados a las organizaciones de apoyo de las instituciones o al Consejo Asesor Escolar. En ese caso, a la Asociación Cooperadora que es la única organización de apoyo existencia en la institución.

Barchuk tampoco se molestó en responder a la Cooperadora y, pese a que esto también fue denunciado ante el CGE, sigue manejando los fondos de los dos kioscos sin participar a los padres.